Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

jueves, 11 de abril de 2013

2ª de abono en Sevilla: Una luz y muchas sombras

A priori era una interesante novillada con el anuncio de tres novilleros con conceptos y valores diferentes, pero que venían con cierta nota de prensa, y de condiciones para que esta primera de Feria fuese otra cosa. Algo más de media plaza para ver una novillada de Juan Pedro Domecq/Parladé, discreta de presentación, con algunos novillos fuertes de caja y cabeza, pero con una invalidez y una falta de clase y raza absoluta, a excepción de segundo, tercero y quinto, que se dejaron algo en cuanto los novilleros le hacían las cosas bien.
Con el cielo encapotado, con nubes grises que presagiaban lluvia, la verdad que la tarde comenzaba entoldada y con poca luz, de ese sol que cuando se pasea por Sevilla en primavera cautiva a propios y extraños, y no de extrañar que dicha luz haya brillado por su ausencia para contemplar la lidia, algunas veces desordenada y sin criterio de los novilleros Gonzalo Caballero y Sebastian Ritter, que se han contagiado de las sombras de la tarde, y alguna luz, por su torería y clase, que en algunos pasajes ha demostrado el sevillano Lama de Góngora, pero sin rematar del todo, quizás porque con la espada ha emborronado su actuación, y donde ha tenido muchos matices.
Gonzalo Caballero, tuvo en suerte un novillo de Parladé que salió abanto de salida y donde apretó con el capote hasta el punto que el novillero fue cogido sin consecuencia. Lidió de forma efectiva sin ninguna pasión en el tendido. En el caballo apenas se picó. Ritter dejo un quite muy firme como sello de presentación. En la muleta Caballero porfió mucho sin que el novillo quisiera pelea ni el novillero resolver planteamientos. Tuvo escasa clase el novillo donde apenas destacó una serie con la.derecha. Tras unos molinetes invertidos fue volteado sin mayores consecuencias que un mareo transitorio lo que motivo su entrada tras terminar la muerte del animal a la enfermería. Aplausos por la recompensa.
Con el cuarto, quiso Caballero recibir en toriles por gaoneras, y digo quiso, porque aquello quedó en un lance de lidia sin criterio ni forma. Novillo que blandeó en los primeros tercios y que evidenció una desclasada condición. Faena sin emoción y nula capacidad de acogimiento popular. Una actuación sombría la del torero madrileño hoy en Sevilla, que no sólo de valor se debe justificar la actuación de un torero.
Sebastian Ritter, le toco un novillo de Juan Pedro para debutar en Sevilla, un novillo castaño que derribo aparatosamente al caballo que guardaba la puerta, y que se sintió la angustia porque el picador se quedo unos segundos debajo de la cabalgadura. Al final todo quedo en un susto en un tercio de varas gris como la tarde. Lama de Góngora se presentó con un quite por chicuelinas  de buena plasticidad.Brindó al publico pero la falta de raza del animal y impidió verle el temple y ese toreo de cercanía y valor. que pretende copiar de otros toreros. Otra sombra si lo que pretende es copiar conceptos, sin aclarar antes los fundamentos. Pecó de ahogar  las pocas embestidas que tenia y torear demasiado en cercanias lo que el publico recriminó. Tras una estocada tendida se le premió con unas tibias palmas.
Con el quinto, un sobrero de Juan Pedro Domecq, otro animal que debió ser devuelto y que la Presidenta tal vez debió ver otras condiciones que los aficionados no adivinamos en encontrar. Un invalido que Ritter sorteó con escasas posibilidades de éxito. Repitió planteamientos que impacientaron al respetable. Con la espada otro calvario.
Lama de Góngora venía con las ideas muy claras, y se fue a portagayola en su primero y lanceó vistosamente a la verónica para después ejecutar unas chicuelinas muy vistosas. Cuidó al animal en el caballo, y se lidió con esmero en todo momento. Brindó al publico y supo dar sitio y medida a una lidia con la muleta. Faena intensa de detalles y muy del gusto de la afición de sevilla. Empaque y torería, ejecutando series al natural con pases de pecho con mucha hondura. Con la diestra hubo dos series templadas que hicieron sonar la música. Quizás faltó más remate, pero con apenas 4 novilladas que más se puede pedir.   Cuando tuvo la oreja cortada la mala ejecución de la suerte de matar le impidió un premio mas ajustado con conforme a la luz que se recibía de su muleta y capote.
Con el último, un novillo serio de Parladé, quedó reflejada la ilusión de Lama de Góngora por intentar agradar en su tierra, y ante sus paisanos, en que la que volvió a repetir portagayola y lances de rodillas que jalearon mucho al personal. Lama no se sintió a gusto después a la verónica por la acometida del animal y la celeridad que algunas veces impuso el novillero, quizás por esos nervios por agradar. Tercio de varas que se volvió a cuidar. En la muleta empezó con ganas y las primeras tandas pecaron de nerviosismo y rapidez, su sombra esta tarde en algunos pasajes. Se le notaba la presión. Este torero sabe de terrenos y cuando cogió confianza, ejecutó dos series con la derecha muy firmes y templadas bajando la mano y rematadas con pases de pecho de gran belleza. Tiene gusto este torero que al natural supo sacarle las pocas embestidas que le quedaban al animal. Un natural fue largo e intenso y un cambio de mano tuvo sabor. Torero con muchas luces y conceptos que deben limarse pero que cuenta con elementos muy buenos para decir algo en los toros. La poca luz que hubo esta tarde se desvaneció en la ejecución de la suerte de matar, la única sombra que Lama de Góngora debe corregir de manera inmediata si quiere cortar orejas.

Foto:Alvaro Pastor Torres
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails