Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

sábado, 26 de septiembre de 2015

1ª San Miguel: Con López Simón regresa el miedo y el valor a Sevilla

Buena temperatura y algo más de media plaza para ver un cartel muy interesante, con dos toreros que viven un gran momento. Uno, Escribano, tenía que ratificar su gran temporada, y otro, López Simón, convencer a una afición de Sevilla. Y el que ha convencido más ha sido López Simón, que a base de cabeza, valor coraje ha puesto el miedo y la emoción en los tendidos. Y eso hace tiempo que en Sevilla, y en la fiesta, faltaba. Y por eso López Simón esta dando que hablar este año. Y dara que hablar muchos años porque su tauromaquia se centra o sustenta en valores que hace tiempo no veíamos, o por lo mentos estaban en otros reinos que, por misterios de la vida, se fueron apagando. Port lo visto hoy ahora poco o nada importa viajar al sur de España para que las hadas busquen al salvador de la fiesta. Simón tiene la receta para olvidar. Ha vuelto el miedo a la plaza.
Se ha lidiado un encierro de El Pilar- Moisés Fraile, de buena presentación, que le faltó clase y fuerzas. Descastada y sin trasmitir nada. En el caballo apenas tuvieron pelea de bravo, a excepción de un buena vara de Tito Sandoval en el segundo.  
Manuel Escribano toreó un primero que hizo de sobrero por lesión del titular. Toro abanto de salida que tuvo cierta nobleza por el lado derecho. El de Gerena apenas brilló en banderillas ante la escasa acometividad del toro. Tuvo poca fuerza y clase en la muleta y unos leves pitos provocaron la desidia del torero. Palmas para el torero.
Con el tercero de la tarde, - un toro muy protestado en terrenos de sol, por una leve cojera, que provocó cierto desanimo en el torero -, lo recibió en chiqueros y renunció a banderillearlo. Toro que no perdió las manos y que incluso tuvo clase por el pitón izquierdo. Escribano lo entendió menos con la derecha y la faena se diluyó. Saludos para el torero tras una estocada algo desprendida.
Con el quinto, un toro algo incierto, que puso algo de emoción pero sin fondo, Escribano solamente expuso en banderillas donde obsequió con algo de vibración y peligro. En la muleta se navegó sin rumbo, donde toro y torero no se entendieron plenamente, y el público no estaba para prestar atención. Faena sin contenido. Fue ovacionado tras matar al toro.
López Simón ofreció a Sevilla en su primero temple y quietud. Faena de empaque y paladares exquisitos. Toro manejable, a media altura,  pero sin fuerza y que le faltó transmisión. Las series con la derecha tuvieron cadencia y majestuosidad. Lástima que el toro se apagara. Tras una estocada algo delantera fue solicitada con fuerza una oreja pero la Presidencia, con criterio, no concedió. Una vuelta al ruedo su justo premio.
Con el cuarto muy dispuesto, toro flojo y sin humillar pero que pasaba, y tuvo un planteamiento de faena que emocionó a los tendidos con mucho valor y quietud. Mucho mérito una gran serie con la mano derecha ante tin toro que le costaba humillar. Tras una gran estocada se le concedió una oreja.
Con el el último de la tarde se armó el taco con la embestida mansa del toro con peligro en todos los tercios. Apenas se picó y en banderillas puso el miedo a las cuadrillas. Un manso con mando en plaza. López Simón tiró de épica, y muchos recursos ( o como se llame vulgarmente  a eso), y la plaza enmudeció. Faena constante de valor, y de miedo continuado en los tendidos. Hacia tiempo que no se veía al público en los tendidos comiendose las uñas, cada vez que Simón ponía los engaños para enjaretar nuevas series. Faena de intensidad plena y que el fallo a espadas provocó que todo se quedara en una ovación para el torero. Hacia tiempo que no se veía el miedo en el público, y tanto valor en el albero de la Maestranza.

Foto: Cultoro 
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails