Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

jueves, 7 de abril de 2016

5ª de abono en Sevilla: Mucha voluntad y muy poco fondo

Se acerca la Semana de Farolillos lentamente, y parece que el aforo de la Maestranza va tomando aire despaciosamente, y valoro negativamente que estos festejos iniciales, con esos tendidos sin cubrir, me me entristece y me apena. Algo más de un tercio de plaza, para ver un cartel, que sin estar rematado de forma plena, si podría ser del interés del público, porque se juntaban un torero mediático, como Miguel Abellán, un sevillano muy querido, como "El Cid", y un valor firme mejicano, -Joselito Adame - y por tanto ese aforo dice mucho del estado de la fiesta en Sevilla. Saquemos conclusiones.
 Se han lidiado 6 toros, desiguales de presentación,  de la ganadería albaceteña de Las Ramblas, que mansearon casi todos, faltos de raza, y que les ha faltado fondo y motor. Nobles pero careciendo de esos elementos es muy difícil el lucimiento. Los toreros en definitiva, con mayor o menor acierto, han puesto mucha voluntad, ganas y esfuerzo para lidiar, y matar - algunos muy mal -  una corrida muy poco propicia para el triunfo.
Miguel Abellan sorteó un primer oponente bajo de hechuras que le dejo estirarse con buen aire con el capote. Un toro que tuvo poca fuerzas tras un discreto tercio de varas y donde su nobleza de dejó notar en el caballo. Faena de enfermería, pero pinturera y con gusto donde destacaron los pases de pecho. Lástima que el motor del toro se parara. Tras una gran estocada fue ovacionado. 
Con el mulo cuarto, un toro de volumen y podrido por dentro, que derrochó algo de mansedumbre y una falta de raza absoluta. Más que justificado el que abreviase para buscar la suerte de matar. 
Manuel Jesus "El Cid" anduvo ligero con el saludo capotero al segundo de la tarde. Reservó al toro en el caballo donde lo mimo en exceso. Buen quite de Adame por chicuelinas muy ajustadas rematadas con una media. Toro que esperó mucho en banderillas y que a punto estuvo de costarle un disgusto al peón Alcalareño que se cayó a la salida de un par en terrenos cercanos al burladero del tendido 4. En la muleta el de Salteras pulseó al noble toro y su con su oficio y voluntad en las primeras tandas evidenciaron que el animal era un marmolillo. Al final toro y torero se aburrieron de ejercitar sus acciones, la de embestir y torear. 
Con el quinto de la tarde, justito de presentación, y bajo de hechuras tuvo momentos de nobleza en la muleta. El diestro aprovechó el buen pitón derecho que estimó que no fue aprovechado por el torero que se conformó con unas tandas poco ajustadas - ahora le llaman toreo moderno - y con sensacionales pases de pecho. Al natural los extremos de la lidia fueron otros, estimo por la poca confianza del torero y la falta de aptitud del animal, que dejo en tablas lo que la música del Maestro Tejera - ¡¡que bien suena!! - presumía como un momento feliz. ¡Ay "Cid", en otros tiempos de hambre...!. Tras un pinchazo largo y un descabello fue recompensado con una gran ovación y una vuelta generosa pedida por un ramillete de incondicionales suyos.  
Joselito Adame estuvo con el primero muy torero, con un entregado saludo con el capote. Lástima que el animal, no le ayudará por su poca condición bravo. Faena de más a menos debido a las pocas virtudes del animal. Destacar algunos pasajes con la diestra y algún pase de pecho que tuvieron estética. 
Con el colorado que cerraba la tarde se vieron detalles en la suerte de banderillas con Jarocho y Fernando Sánchez como principales actores del buen tercio. Faena que empezó con estatuarios muy poderosos y firmes ante un animal noble que colaboró para que Adame torease de forma lenta y cadenciosa con la mano derecha. El toro no terminaba de romper, le faltó raza para llegar con más transmisión a la muleta. Hasta que duró, el torero porfió con él y suyo fueron los oles más fuertes de la tarde. Mató de una horrible estocada caida y que hizo guardia, y tras un descabello se le pidió con timidez una oreja. Ese mérito le hizo honor para darse una vuelta más bien por su cuenta.

Foto: Arjona (Twitter)
 
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails