Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

jueves, 25 de agosto de 2016

2ª de Feria de Almería: Tributo al triunfalismo y al toreo moderno

Estamos asentados en el toreo moderno, y en la evolución de públicos y costumbres y/o tradiciones. Como guardar un minuto de silencio con una diana floreada de minuto y medio en memoria de los toreros fallecidos este año. Un minuto hay que guardarlo, pero en silencio y sin acompañamiento de ningún tipo. O jalear tercios de varas sin sangar un toro ¿bravo?, o aplaudir en el arrastre a toros sin fuerzas y descastados, o conceder/solicitar orejas por faenas justas. Todo esos indicadores que se han dado en la tarde de hoy, podríamos decir que son factores de la Tauromaquia 2.o o toreo moderno,  y que sirve de fundamento para entender el estado actual de la fiesta. Tarde triunfalista hoy en Almería, con un público entregado a la causa, y quizás donde Julián López "El Juli", a base de su capacidad y tecnica fue declarado el "triunfador moral" al realizar la faena más artística y compacta de la tarde, ante una corrida de Zalduendo, de correcta presentación para la categoria de la plaza, floja en términos generales, apenas se ha picado, y que ha sido noble para el torero en el último tercio. Mejor toro el 4º de la tarde, que tuvo cierta bravura en las embestidas. 
"El Juli" tuvo un primer oponente que manseó en todos los tercios, muy descastado donde el madrileño dejó una faena irregular por las pocas condiciones del animal. Tras una estocada muy trasera fue pedida una oreja que al final no fue concedida al no haber la mayoría de pañuelos en los tendidos. Bien el Usia al no conceder el premio. 
Con el cuarto salió otro Julián, - la cara B del diestro - con su raza peculiar, con un toro algo basto de hechuras, que no fue picado en varas, y donde el torero estuvo muy dispuesto en los lances de salida con el capote. En la muleta se evidenció que quería triunfar en Almería. El toro que tuvo la fuerza justa, - y eso que no se ejecutó la suerte de varas en su plenitud -, le ayudó para construir una faena poderosa, algo perfilera pero provocando las embestidas a un animal que se iba apagando poco a poco. Faena de muchos efectos donde la mejor versión de Julián se pudo ver toreando en dos tandas muy firmes con la mano izquierda. Tras una sensacional estocada le pidieron con fuerza las dos orejas, que fueron concedidas.
Alejandro Talavante tuvo un primer toro algo desrazado y con poca transmisión y con la fuerza justa para hacerle una faena con cierto fundamento. Faena entrelazada con series con la derecha y la izquierda, donde aquí se gustó más. El toro tenía poca clase. Tras un pinchazo y estocada ligeramente caída se le pidió una oreja que fue concedida. Esta vez ni la mayoría ni el mérito correspondía. Mal el criterio del Presidente. 
Con el quinto, un toro que apretó en el caballo - el único que lo hizo - y que acusó ese puyazo en el transcurso de la faena, lo que dice de la poca raza del animal. Impacto el extremeño en el inicio del trasteo de hinojos en la que demostró mucha decisión y acople. Faena de cierta regularidad ante un animal que pedía la muerte tras el remate de cada tanda. No podían faltar las bernardinas para terminar con la lidia. Dos pinchazos y una estocada, y ovación para el torero.  
López Simón saludó de forma alegre con el capote al tercero de la tarde. Un toro que se picó lo justo o nada, y que el madrileño entendió a la perfección. Faena poderosa, con un toro apagado y noble donde practicó un cómodo toreo de cercanías ante un animal que se dejaba pegar pases. El diestro realizó una faena encimista,  y practicando su tauromaquia personal basada en la ligazón, firmeza y templanza de sus series. Tras un pinchazo en todo lo alto, y una estocada le solicitaron con fuerza las orejas al torero, y el Presidente, conforme su criterio,le concedió las dos orejas al mismo tiempo. Se me antoja excesivo el premio para los méritos del torero. Parte del público, y la afición no entendió esa segunda oreja que no le dio tiempo a pedir. Lo dicho, las practicas del toreo moderno. En otra época eso era de una. En fin parece que los tiempos cambian. 
En el que cerraba plaza, y con un toro que le costaba embestir, y que se paró pronto en la muleta, el madrileño sacó su repertorio del toreo cruzado, de espaldas, con tandas muy despaciadas entre serie y serie. Ante un animal con poca raza la templanza del torero imperó para distraer al animado público que ya por sí solo se distrajo con la mala interpretación de un pasasoble por parte de la banda de música, la cual no ha estado muy acertada esta tarde. Una estocada entera y la oreja para el diestro pedida por la mayoria de la plaza. Cuestiones del toreo moderno.

Fotos: Pérez@larcón
 
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails