Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

lunes, 26 de septiembre de 2016

Última de San Miguel: Temple y estética para terminar la feria

Asistíamos a la última de San Miguel, con un cartel rematado y con toreros que en esta temporada están diciendo algo. Y eso se ha percibido en el ambiente, con un casi lleno en los tendidos, que dice algo del sentir de la afición de Sevilla, que ha demostrado en esta feria que con carteles rematados la gente acude a la plaza. Tomen nota empresa y toreros lo que la gente quiere en cada momento. Y promocionen el espectáculo.
Sobre la corrida podemos destacar que se ha lidiado un encierro potable en términos generales de Hermanos Jiménez de correcta presentación - excepto el quinto, de aspecto anovillado - con dos toros, 1º y 5º que han sido excelentes en la muleta, y aplaudidos en el arrastre. 3º y 4º de Hermanos Sampedro de irreprochable presentación, les ha faltado fondo en el último tercio.
Sebastián Castella se fue a chiqueros a recibir a su primero que fue noble y repetidor y que le permitió cuajarlo con el capote y la muleta. De exquisita nobleza con una pizca de querencia, le valió para cortar dos orejas por una faena muy templada y pulcra con un toreo a derechas impecable. Las series con la derecha tuvieron largura y ligazón. Por el pitón izquierdo se ajustó menos por la poca codicia del animal. Faena sería y maciza que tras una estocada algo trasera se le concedieron dos orejas. Con una quizás hubiera sido suficiente.
Con el descarado cuarto, un toro con cuajo corniveleto, el francés salió motivado desde el principio. El animal, con algo de genio, tuvo su importancia en la muleta, y Castella le recetó su temple con al mano derecha a un animal que le costaba humillar. Protestó mucho el animal cuando el francés le baja la mano, pero anduvo listo el torero para sacarle el partido a una faena que tenía el objetivo de cortar la oreja que le permitiese salir por la Puerta del Príncipe. Si lo hubiese matado, lo hubiera conseguido. Buena disposición la del torero de Beziers.
José María Manzanares le tocó en suerte un toro basto de hechuras que nunca tomó partido con la obligación de embestir. Además le costaba humillar. Manzanares tampoco apretó por el pitón más fiable que era el derecho. Tras un aviso y dos estocadas enteras fue aplaudido.
Con el quinto, un buen toro de Olga Jimenez, que demostró bravura, codicia y fijeza en la muleta, el de Alicante estuvo sensacional. Esteticamente perfecto, y dándole distancia y tiempo a un toro que necesitaba el mimo adecuado. Faena sentida y con los ajustes propios, que tras fallar con la espada, todo quedó en una oreja. Lo mejor de la faena, dos cambios de mano para paladares exquisitos y tres series con la mano derecha que tuvieron dominio, poder y estética. Buen criterio de la Presidencia al no conceder la segunda.
López Simón anduvo correcto con un toro de Sampedro que nunca termino de romper. Cumplió en el caballo pero nada más. Ya en la muleta Simon anduvo porfion y con ganas de someter a un animal soso y sin transmisión.
Con el último un toro Hermanos Jiménez sin fijeza y con genio, anduvo dispuesto y su brindis al público evidenciaban sus ganas. Pero el toro se apago pronto y se agarró al albero con cierto peligro. Torero de cercanías acabo el toro rajándose y el público pidiendo la muerte. Sin lote para el madrileño.
Saludaron José Chacón en el 4º y  Suso y Blazquez en el 5º, tras un tercio de banderillas vibrante. Lidió magistralmente el quinto de la tarde el subalterno Rafael Rosa, de la cuadrilla de Manzanares. 

Foto: Maestranza-Pagés (Twitter)

Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails