Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

sábado, 6 de mayo de 2017

12ª de abono en Sevilla: "Derramado", Roca Rey y Castella ilusionan a Sevilla

Otra tarde de "No hay billetes" en la Maestranza. Buen síntoma para analizar la feria, y el estado de la tauromaquía, y diagnosticar que el público quiere ver a toreros, y siempre y cuando la economía lo permite se puede pensar en positivo. Años atras este cartel quizás no hubiera llenado la plaza. 
Se lidiaba un encierro de Victoriano del Río-Toros de Cortés, de buena presentación en general, variada de pelo, y que ha manseado toda ella. La excepción, el cuarto toro, de nombre "Derramado" que ha tenido el premio de la concesión de la vuelta al ruedo. Noble y repetidor en la que Castella ha bordado el toreo en Sevilla. Buen toro.
Sebastian Castella se fue a chiqueros a recibir al toro y tuvo mérito aguantar el capote con el vendaval que soplaba en la plaza. Apretó en el caballo pero más por genio que por bravura. Faena larga y sin sustancia que apenas motivo al personal. Ante un toro que le costaba humillar era imposible hacer algo más. Estocada trasera. 
Con el cuarto llegó la explosión. Un toro - de nombre "Derramado" - que no atrajo interés en los primeros tercios, se picó algoi más en el caballo, y que se fue creciendo en el castigo. Castella empezó pegado a tablas con pases por alto, y el toro empezó a embestir como un carretón. Faena templada, ajustada y estructurada. Series mandonas con la derecha, al natural yu que bellos cambios de mano que tuvieron mucha plasticidad. Tampco fueron malos los pases de pecho para terminar las series, de pitón a rabo. El público era ya partidario del toro y del torero. El toro quería engaños, y su fijeza y acometividad fue entendida a la perfección por el francés. Una estocada entera algo trasera provocó que el toro se tragara la muerte, y Castella intentó descabellar y su falta de atino le costo que todo quedase en una triunfal vuelta al ruedo para el torero y para el toro. Bien por la Presidencia al conceder este premio.
José María Manzanares con su primero, que derribo al caballo y tuvo emoción en banderillas, no le dejo ponerse con el capote. El toro hizo amago de rajarse en banderillas y el de Alicante estuvo firme con el en las primeras tandas ante un manso que apretó en los engaños. Faena ajustada por momentos donde molesto el aire y que no tuvo continuidad por la mansedumbre del animal. 
Con el quinto, Manzanares se acopló a medias con otro manso que se lido en todos los tercios. Faena larga sin continuidad y con altibajos nunca apostó por el toro cuando quizás por el derecho tenía su faena. Al final toro y torero no se entendieron.
El peruano Roca Rey cuidó en exceso en el caballo a su primero. La suerte de varas mero trámite en la Feria. Con un toro incómodo y sin calidad para embestir a primera vista. Empezó pegado al tendido 2 y tras, una serie con firmeza por el pitón derecho, el toro pidió terrenos de la querencia. Allí Roca Rey se limitó a obedecer y fraguar una faena que subió de voltaje. Un mansito con genio que tuvo vibración en la muleta del peruano. Faena algo rápida que conectó rápido con los tendidos donde no faltaron las espaldinas de turno. Mejor la series por la derecha que tuvieron templanza,  poder y firmeza. Y todo ello con viento en la faena que marcó también el tono de la emoción. Se ajustó menos al natural pero la faena ya estaba cogiendo altura. Tras una estocada entera, y algo desprendida, se le pidieron con fuerza las dos orejas. Quizás con una hubiera bastado. Roca Rey rompía la Feria.
En el último, la Puerta del Príncipe, volaba en la mente de todos los aficionados. Por supuesto en la del torero, que sdalió a darlo todo. Una lluvía inoportuna provocó que mucha gente se fuera de la plaza, y hasta el último tercio el interés de la lidia y su secuencia decayó en los tendidos. El peruano planteó una faena donde se mezclaba sus ideas, valor, toreo profundo y efectos para los tendidos. Tiene cabeza fria este torero, y huele a figura desde que sale a la plaza. Faena en terrenos de sol, a un toro que manseó - como casi toda la corrida - y que si no fuera por el fallo a espadas, la Puerta del Príncipe la hubiera abierto el diestro Roca Rey. Lo conseguirá en el futuro.
 
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails