Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

viernes, 22 de junio de 2018

Novillada de abono en Sevilla: Entre la bisoñez y el aburrimiento

Termina el ciclo de novilladas con picadores con el anuncio de la "deseada corrida torista" para Sevilla, el único guiño en el abono para los aficionados con una novillada de Partido de Resina (antes Pablo Romero), ganadería que volvía tras su inclusión el año pasado, y que era el único aliciente de un espectáculo que no pasará a las hemerotecas como ejemplo de bravura y codicia. Hubo novillos que a lo mejor en otras manos se hubieran visto más cosas, - novilleros pocos placeados -  pero la verdad tampoco los animales colaboraron demasiado.  
Curro Duran tuvo poca historia con su primero, algo avacado y escaso de fuerzas, con el agravante de que el novillo parecía descoordinado y siempre con la cara alta sin terminar de romper en la muleta. Aceptables fueron sus series por la derecha. Con la izquierda el novillo no quería nada. Con la espada mal, con una estocada muy caída que silenció su labor. 
Con el cuarto, novillo desrazado y poco colaborador donde el de Utrera estuvo digno y con una voluntad enorme de agradar. No había más. Una estocada algo caída fulminante motivó que saludase.
Kevin de Luis demostró cierta cadencia en sus manos con el capote ante un animal que tuvo clase pero le faltó continuidad. Faena a derechas con alguna serie estimable. Le tocaron la música y sus partidarios jalearon todo su repertorio. En el epílogo tras unas Bernardinas se tropezó en la cara y la mala eficacia de su cuadrilla para retirarle el animal, lo volteó de malas maneras y apuntó estuvo de costarle un disgusto mayor. Tras una estocada poco afortunada se le dio una benevolente oreja tras una petición mayoritaria pero sin motivación alguna. 
Con el otro de su lote, - al que recibio en chiqueros - las carencias de un novillo, desrazado y sin clase, en la que poco o nada pudo hacer. Lo intento todo sobre todo al natural, donde destacó en una serie muy firme.  Se atascó con el decabello.
Aquilino Giron - desmostró poca destreza para venir a Sevilla - que tuvo un primer oponente que se orientó mucho y que el poco oficio del novillero motivó una lídia desajustada y poco eficaz para solventar los problemas del animal. Mal con la espada. 
Con el último, su bisoñez profesional le pudo con un novillo con la raza justa que se quedó parado en el caballo. Giron tiró de efectos y compromiso para pasaportar a un novillo que cuando se la puso de forma correcta demostró algo más. Pero ya era tarde y la gente muy cansada. Con la espada volvió a demostar esa bisoñez profesional.

Foto: Twitter Maestranza-Pagés
 
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails