Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

viernes, 25 de noviembre de 2011

El Adorno: «La tele»*

La Asociación Taurina Parlamentaria cuenta con miembros de casi todos los colores, o lo que es lo mismo, de diversas ideologías políticas. Bien. A principios de año promovió un Congreso de Tauromaquia que organizó Manuel Brenes Rivas, ex-Director General de Juegos y Espectáculos Públicos de la Consejería de Gobernación y Justicia de la Junta de Andalucía y con la inestimable ayuda de Fernando Vázquez, taurino de pro, y patrocinado por la Caja Rural de Andalucía y con gentileza grande por parte del Hotel Colón de Sevilla. constituyó un rotundo éxito de contenidos y participación.
En el citado Congreso tuvo actuación destacada Pio García Escudero, Senador por el Partido Popular, y que ahora ha adelantado que los toros volverán a la Radio Televisión Española. Bien otra vez.
La cuestión radica no en su vuelta sino en cómo se vuelve. Como en los toreros. Hay vueltas y vueltas. Fueron de gran éxito las vueltas de Juan Belmonte, Antonio Bienvenida, Rafael Ortega, Luis Miguel, Manolo Vázquez, Pedrés, José Luis Parada y alguna más. Otras no lo fueron tanto. La vuelta a los ruedos de la Tele ha de ser chachi*; no vale de cualquier manera.
La relación toros-televisión lleva así como tres décadas parraleando, “que sí que sí, que no que no, que a la Parrala... ; con eso hay que acabar. No se trata de presentar fulgores sino de encender una antorchita incombustible. Crear tal nivel de interés que sea la audiencia la que exija su presencia. Y eso es un camino largo y dificultoso. Hacer laqs cosas muy estudiadas y con mucho tiento.
El asunto no es solo que vuelvan a televisarse corridas, sino que se informe en todos los telediarios de los resultados de, al menos, las ferias y festejos más importantes,teniendo además algún espacio semanal sobre los toros y no limitarse sin más a meter las cámaras en corridas sin interés y dar noticias de cogidas gordas y demás morboseo. Eso no ayuda ni aficiona a quien ya no lo sea. También sobran las corridas organizadas para la prensa cardíaca. Esos escaparates de famoseo no hacen bien alguno.
Podemos tener varios referentes de verdad. En baloncesto se televisa la liga ACB y los torneos europeos, en el fútbol tres cuartos de lo propio, en rugby el torneo de 6 naciones, el de tres naciones, los mundiales y la Liga de División de honor A; y en este plan con los toros debería suceder lo mismo. Que se televisen corridas celebradas en plazas de primera o de segunda categoría y donde estén garantizadas, ¿es posible?, la integridad del toro en todos su atributos, la presencvia de toreros con ineterés y donde los comentaristas ayuden a ver y comprender lo que está pasando en el ruedo. A mi personalmente me gusta mucho la forma de analizar del Maestro Emilio Muñoz. Jamás hace sangre (que la mala leche siempre está de más y desacredita en mayor forma a quien ataca que al atacado) pero sabiendo escuchar uno se percata de lo bien hecho, lo regular e incluso lo chungo.
Sin señalar hay cadenas que televisan corridas que jamás debieran ofrecerse porque la cara que ofrecen de la Tauromaquia no es precisamente la más bella del poliedro y más producen detractores que conseguir atraer nuevos adeptos.
Que sí, que es un camino largo y lleno de zarzales espinosos. Merece la pena recorrerlo.

*Chachi viene de chachipém que significa, en el idioma caló, bueno, auténtico, genuino, magnífico.

*Luís García Caviedes, Psicoanalista, escritor y aficionado de Sevilla.
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails