Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

lunes, 4 de noviembre de 2019

El diestro Pablo Aguado, VIII Premio a la Excelencia Taurina de la Tertulia El Porvenir

Informa la Web Sevillatoro que la Tertulia Taurina el Porvenir de Sevilla ha concedido el VIII Premio a la Excelencia Taurina al matador de toros sevillano Pablo Aguado.
La nota remitida por la entidad dice: Reunidos a las 20:30 horas del día 14 de octubre de 2019, en la sede social de la Tertulia Taurina ‘El Porvenir’, de Sevilla, con el quórum suficiente para la celebración de la convocatoria a tal efecto realizada, así como para la adopción de los acuerdos que correspondan, en cumplimiento de lo previsto en los Estatutos de esta entidad, y según el Orden del Día de la sesión: SE ACUERDA, por UNANIMIDAD de los votos emitidos, que el «VIII PREMIO A LA EXCELENCIA TAURINA», de la Tertulia Taurina El Porvenir, recaiga en el matador de toros sevillano PABLO AGUADO. 
Como es costumbre en esta Tertulia el premio se entregará en la próxima primavera.
 

lunes, 21 de octubre de 2019

La Familia Sánchez-Mejías dona la túnica y las zapatillas de Joselito el Gallo a la Macarena

Informa Sevillatoro que los familiares de Ignacio Sánchez Mejías han entregado a la Hermandad de la Macarena una túnica completa y unas zapatillas de nazareno, tipo manoletinas, que pertenecieron a José Gómez Ortega ‘Gallito’, figura de la tauromaquia, hermano de la corporación y benefactor de la Hermandad, así como miembro de su Junta de Gobierno.
La donante de la túnica es Paloma Recasens Sánchez Mejías, en nombre de su propietario Luis Ignacio Recasens Sánchez Mejías. La túnica consta de sotana y capa de merino con su escudo, antifaz de terciopelo verde con su escudo, así como cíngulo y fijador. Con este hábito de nazareno Joselito el Gallo participaba en la Estación de Penitencia de la cofradía en la madrugada del Viernes Santo.
Por su parte, Luis Abaurrea Recasens ha hecho entrega a la Hermandad de un par de zapatillas, tipo manoletinas, sin hebillas, calzado con el que Joselito participaba en la cofradía.
Estas pertenencias obraban en poder de los descendientes de Ignacio Sánchez Mejías, cuñado de Gallito, quienes han mostrado su deseo de que formaran parte del patrimonio de la Hermandad de la Macarena.
De este modo, la túnica y manoletinas se integrarán en el patrimonio histórico de la Hermandad, que documentará las piezas de cara a la celebración en 2020 del centenario de la muerte del insigne torero en Talavera de la Reina.
Cabe recordar que, además de gran benefactor de la corporación de San Gil, José Gómez Ortega fue el impulsor, junto a Juan Manuel Rodríguez Ojeda, del enriquecimiento del patrimonio artístico de su Hermandad en las primeras décadas del siglo XX. A él se debe uno de las joyas más icónicas de la Virgen de la Esperanza, las mariquillas, que Gallito adquirió en París y regaló a la imagen de su devoción.

Foto: Sevillatoro

 

domingo, 13 de octubre de 2019

12-O en Sevilla: El Baratillo, la Esperanza de Triana y Perera, triunfan en el Día de la Hispanidad

El anuncio de la celebración de cualquier festejo, a principio de siglo pasado, se hacía por procedimientos poco ortodoxos y mas o menos no aptos para la publicidad  que conocemos hoy en día, y siempre según los medios de que dispusiera una entidad. En la plaza pública se pregonaba, voceaba por el alguacil de turno, etc, y acompañados de una gaita o tamboril. Eso era a finales del siglo XIX y principios del XX, pero en la actualidad son otros medios, como se ha comprobado conb este cartel. SE ha trabajado mucho incluso por personas que nunca habían ido a los toros y ese dice mucho para sacar grandes conclusiones.
La prueba de ello, es el anuncio del festival y reclamo puerta a puerta que han realizado las Hermandades del Baratillo y de la Esperanza de Triana para la celebración del tradicional festival del 12 octubre. Éxito de organización y de público con aforo lleno y con gente entusiasmada y por tanto desde aquí mi más sincera enhorabuena a todos los organizadores y colaboradores de este festejo. Asi se crea afición. 
Diego Ventura dispuso de un primer toro para rejones que le sirvió para desplegar ese toreo cercano, de efectos y donde destacado con el caballo Lio, donde destacaron varios pares de banderillas de poder a poder. Ventura no desperdició la oportunidad para sacarle partido a un animal muy flojo de Moura y por ello fueron fue recompensado con una oreja. 
Morante de la Puebla, dispuso un toro de Cuvillo que se paró muy pronto y que en varas fue excesivamente picado. Le permitió al diestro de la Puebla desarrollar su toreo en el que destacaron varias series con la mano derecha de buen gusto y algún natural aislado. Tras estocada de casi entera fue ovacionado. 
Miguel Ángel Perera, que sustituyó a Manzanares, estuvo dispuesto con el único toro potable del festejo, aplaudido en el arrastre, y que apenas fue picado. Copn su toreo estático dando las cercanías al animal y provocando la embestida, el torero se acopló en muchas fases pero el toro terminó trasmitiendo poco. Faena ajustada con bellos pasajes por la mano derecha y dejando sensación de su buena temporada. Una gran estocada, algo trasera, que fue suficiente para cortar dos orejas. 
Cayetano anduvo voluntarioso toda la tarde desde que salió de capote para lidiar a un descastado y feo toro de Núñez del Cuvillo. Toreo sin ajustes y algo despegado donde se gustó toreando a derechas con cierta continuidad. Tras estocada entera y tendida fue ovaconado tras leve petición. 
Pablo Aguado desde que se abrió de capote anduvo fácil con muchas ganas y sobre todo con un público muy a favor del torero de Sevilla. Y es que Pablo tiene todos los valores necesarios para convertirse en un referente del toreo. Tiene maneras, naturalidad y formas pero la lástima que ante una animal feo de hechuras solo pudiera dejar detalles de su buen concepto. Sonó durante al lidia su nuevo pasadoble, compuesto por Abel Moreno, todavía sin la adpatación musical al oido del aficionado, pero que a buen seguro dará muchas tardes de interpretación en la Maestranza. Tras estocada trasera fue premiado con una cálida ovación nde despedida. 
El último novillo de Lopez Gibaja fue para el joven novillero González Écija que tuvo momentos de acople ante un novillo que terminó rajándose. Torero frio pero con cierto bagaje, en una faena de mas o menos donde destacaron algunas deries con la mano derecha. Sus paisanos, le pidieroon una oreja que la Presidencia no otorgó.

Foto: Perez@larcón
 

domingo, 29 de septiembre de 2019

2ª San Miguel: Sevilla reconoce la trayectoria de Manuel Jesús "El Cid"

La plaza de toros de Sevilla, el barrio del Arenal y alrededores, quisieron ver por última vez al diestro de Salteras, y por ello sus calles, y el recinto de la Maestranza registró un lleno en los tendidos. tarde para emciones y para recordar lo que ha aportado Manuel Jes´sus "El Cid" al toreo actual. Aparte de su mano izquierda, ha demostrado que ssalir unas cuantas veces por la Puerta del Príncipe, otras tantas por la de Madrid, no es cosa facil; y el lo tiene en su palmarés. Por eso había gente aclamándole desde su entrada en la calle Iris. Se lo merecía, al menos era su tarde y su público, su pueblo y su afición. 
Lástima que los toros de Victoriano del Río- Toros de Cortés no hubieran aportado un plus de casta para que la tarde se hubiera redondeado. A excepción de los tres primeros, con muchos matices, la segunda parte de la corrida fue mansita y "poco manejable" - término que gusta decir actualemnte a los taurinos - lo que impidió ver en plenitud a los diestros.
Enrique Ponce anduvo muy técnico con el descastado primero que le tocó en suerte. Animal que tuvo poca docilidad en los engaños y donde nunca se pudo apreciar un atisbo de continuidad. Tras una estocada entera fue aplaudido por el respetable. 
Con el cuarto, manso pregonado, poco pudo hacer el de Chiva. Intentó justificarse pero acabó aburriendo al personal, con su toreo de pases circulares e inconexos con pinceladas fuera de lugar atendiendo a las circunstancias adversas de un animal que apenas tenía movilidad en los engaños.
Manuel Jesus "El Cid" recibió a su primero de forma magistral a la verónica, con varios lances ajustados y candenciosos que tuvieron sentimiento, para cerrar con una media enroscada. El toro fue al caballo con prontitud y el tercio de varas a cargo de Manuel Ruiz Román fue excelente. 
El de salteras inició la faena al natural con tres series ajustadas y templadas que pusieron los primeros oles de la tarde. Se le notaba a gusto al torero pero tras una seria discreta con la mano derecha la fuerza del toro se fue apagando. No termino la faena de redondearse. Tras una estocada algo caída, se le pidió una oreja sin la mayoría para otorgarla. Todo quedó en una ovación. 
Con el quinto, toro de su adiós en Sevilla, estuvo enfibrado toda la tarde y con ganas de despedirse con dignidad. Gesto importante de la banda del Maestro Tejera al tocar durante toda la faena de muleta, donde el diestro estuvo voluntarioso y con esa garra que siempre le ha caracterizado. Faena sincera, emotiva y pensando en su futuro. Series con altibajos pero cargadas de recuerdos a muchas puertas grandes. Se apagó la música u el agradecimiento fue mutuo. Estocada atravesada y una oreja que puso fin a un ciclo de triunfos en la Maestranza.  
Manzanares tuvo un primer toro que apretó en los primeros tercios, y que le costó humillar. El de Alicante tiró de su tauromaquia más efectista y pura para intentar hilvanar series templadas. Lo consiguió a veces. Con la espada mal, muy raro en el diestro de Alicante.
Con el sexto, otro toro con dificultades, tampoco estuvo a gusto. Muchos pases, muchos enganchones y poca eficacia para la lidia. Todo el mundo pensaba ya en los aplausos finales de despedida para un torero que se ha ganado todo en el ruedo. Respeto para "El Cid" y para su tuauomaquia. Hasta luego, torero.
 

sábado, 28 de septiembre de 2019

1ª San Miguel en Sevilla: Descastada novillada de Villamarta, donde destaca Rafael González

Algo menos de media entrada para presenciar la que se vendió por la empresa como la novillada de los "triunfadores de la temporada", y a decir verdad, lo erán en Sevilla. Lo que no era la trkunfadora erla novillada de Villamarta, con presencia de corrida de toros, - sobre todo, los tres primeros, altos y con fondo -,  y que en su conjunto, salvo el 4º, tuvieron poco estilo y mucha ausencia de bravura.
Rafael Gonzalez anduvo con oficio y técnico con el novillo que abrió el festejo. El animal tuvo fijeza pero mucha sosería, rebañaba por el pitón izquierdo y el novillero anduvo muy fácil por ambos pitones, siempre apostando por el novillo pero apenas tuvo intensidad. Gran estocada que tuvo la recompensa con una ovación. 
Mejor novillo fue el cuarto, que tuvo transmisión y nobleza en el último tercio y que sirvió para que Gonzalez se gustara en varias tandas muy firmes con la mano derecha y con series muy ligadas y rematadas con sensacionales pases de pecho. Más templada fueron las tandas con la mano izquierda. Se paso de faena y la misma perdió el fuelle necesario. Tras estocada algo atravesada fue pedida con fuerza una oreja que la Presidencía no concedió. Vuelta al ruedo para el novillero. 
Calerito anduvo discreto en el saludo capotero, con un novillo que transmitió poco. Brindo al público una faena que tuvo mucha voluntad pero escasa fuerza en los tendidos. 
En el quinto se fue a porta gayola el joven novillero sevillano para recibir a un toro que demostró poca clase y muy mal estilo durante toda la lidia. Tras una faena intermitente y con poca conjunción, el diestro resultó cogido por la axila tras un pase de pecho. Incómodo para la suerte de matar, Rafael González se eternizó para dar muerte al animal. 
Antonio Grande tuvo un primer oponente, débil de manos, que transmitió lo mismo que sus hermanos, es decir, nada. El novillero muy pulcro pero sin poder ofrecer más que su dignidad artística y buen criterio. 
Con el que cerraba plaza anduvo rápido de movimientos en los engaños ante una animal que demostró poca condición. Grande quiso en algunos pasajes hacer el toreo caro pero la tarde era difícil de levantar. Poco a nada se podía hacer. 

martes, 27 de agosto de 2019

Paco Ureña premio del "Círculo de La Amistad" a la "mejor faena" de la Feria de Almería 2019

Los socios del "Circulo de la Amistad de Almería" han dado a conocer a los medios de comunicación y han declarado triunfador al "premio a la mejor faena" al matador de toros Paco Ureña, por mayoria de los votos válidamente emitidos tras recogerlo así el Secretario-tesorero de la entidad. 
El resultado de la votación ha sido el siguiente: 9 votos emitidos a la faena realizada por Paco Ureña al segundo de su lote de Zalduendo, de nombre Tutor, marcado con el número 197, de cada negra, nacido en 05/15 y con un peso de 557 kilogramos, y que fue premiado con la vuelta al ruedo.  
Ureña se ha impuesto en una votación a Ginés Marín (1 voto). 
El diestro de Lorca (Murcia), es al primera vez que recibe tan distinción, y se alza con este premio de una de las peñas con más antigüedad de la provincia de Almería, y de las pocas que mantiene actividad taurina a lo largo de todo el año.

Foto: Baltasar Gálvez
 

martes, 20 de agosto de 2019

3ª Feria de Almería: Exceso de triunfalismo para Ginés Marín y Ponce

Excesiva tarde llena de triunfalismo y generosos premios concedidos por un palco que se contagió de la alegria de una plaza que viene a divertirse pero que solicita las orejas de manera "magna" y sin criterio alguno. Eso toda autoridad que se suba al palco debiera valorar muchas cosas; condiciones del animal, la suerte de varas y por supuesto el nivel artístico de la faena, que por lo visto esta tarde al gran público - más de media plaza en los tendidos - y a la Presidencia pensaban que existían razones para conceder, de manera alegre, muchos premios por faenas vulgares, ligeras y discretas.
Y para eso, un aviso a navegantes y amantes de la pureza en la fiesta; el tiro de mulillas en Almería es el más lento de la historia para llevarse un toro al desolladero, lo que provoca que la gente siga pidiendo orejas, y el palco, sin aguantar la presión, tenga que concederlas. Esas cosas, por aplicación de un Reglamento Taurino hay que cuidarlas, y más en Almería, donde la costumbre se puede convertir en Ley, ya que todos los años ocurre lo mismo y nadie pone remedio para ello.
 Por lo demás, se presentó un cómodo encierro de Nuñez del Cuvillo, desigual de presentación, con dos toros muy mal presentados como 1º y 2º, y que posibilitó el triunfo de los toreros en líneas generales, pero que le faltó clase, a excepción del segundo de la tarde, que fue un toro muy noble y repetidor.
Enrique Ponce realizó una faena entregada con un animal que manseó en los caballos y durante la toda la lidia. Nunca se entregó el toro y el de Chiva exprimió por ambos pitones a un toro que terminó rajándose y en el que el torero nuna se le vio a gusto. La estocada cayó muy baja y una ovación para el torero. 
Con el cuarto, un animal que tuvo poco clase y que se vencía por el pitón derecho, anduvo técnico y siempre buscando las vueltas a un toro que no le puso las cosas fáciles. Lo mejor vino toreando al natural, con varias series largas. Tiró de efectos y destellos para el personal y tras una estocada algo trasera se le pidió las dos orejas que la Presidencía concedió de forma excesivamente generosa. Así no se levanta una feria y más importante, se da categoría a una plaza de toros. 
Ginés Marín sorteó otro toro bajo y justo de presentación que fue excelente pero que no fue picado. Su prontitud, nobleza y bravura solo se puede resumir en la muleta. Marín anduvo dispuesto con el saludo capotero y con el quite muy firme por saltilleras. Luego en la muleta estuvo siempre firme tuvo momentos excelentes toreando al natural. Toro y torero se entendieron y tras una excelente estocada le concedieron las dos orejas. 
Con el que cerraba su lote, un sobrero de La Palmosilla, que le exigió mucho al torero, le echó raza en una faena entonada, algo enfibrada y con un repertorio variado. Una voltereta sin consecuencias ánimo al torero para embraguetarse y poner un epilogo efectista. Tras una gran estocada se le reclamaron con alegría las dos orejas. Mi modesta oponión, simple y llana de aficionado, que valoro como un excesivo premio que en otros tiempos era de una oreja.  
Antonio Catalán “Toñete” anduvo digno ante un toro que tenía sus teclas y que nunca trasmitió nada. Tampoco el torero tuvo la habilidad para conectar con un público que fue aburriéndose conforme avanzaba la lidia. Fallo a espadas y fue silenciada su labor.
Con el último, un toro sin clase y poca transmisión, el torero de la casa anduvo voluntarioso para arrancar una oreja que justificase su presencia en la feria de Almería. Tras una estocada entera en buen sitio se le premió con una generosa oreja. Tarde excesiva de orejas que no de gran toreo.

Foto: Baltasar Gálvez
 

lunes, 19 de agosto de 2019

2ª Feria de Almería: Ureña, Ferrera y "Tutor", triunfan en Almería

La noticia estaba en la taquilla, con el anuncio de la sustitución de Pablo Aguado por el lorquino Paco Ureña, tras la lesión de aquel el día anterior en la plaza de Gijón, por lo que dejaba la miel en los labios a muchos aficionados deseosos de ver al sevillano por tierras almerienses. Acertó la empresa Chopera&Bailleres en el sustituto, que por métiyo y capacidad tenía todo el derecho de entrar en la feria como triunfador de la temporada en Madrid, y por ser  un torero reconocido en Almería. 
En lo referente al público, algo menos de media entrada (¿3.500 espectadores?) cubrían el aforo para ver a tres toreros muy apetecibles, por su variedad y concepto. 
Respecto al encierro de Zalduendo, correcto de presentación, con algunos toros muy hechos, hondos y pesados, tuvieron nobleza en líneas generales, se dejaron pegar en el caballo, sobre todo 3º y 4º, y alguno como el 2º, 5º y 6º mansearon en su condición, y quizás los tres toros menso potables de la corrida. El mejor, el 3º, que tuvo casta y bravura, que fue entendido por Ureña, al que le pidió a la Presidencia el premio de la vuelta al ruedo. Pudiera ser discutida esa vuelta, pero a decir verdad nadie la protestó en la plaza, y al contrario, fue muy aplaudida por el respetable.     
Antonio Ferrera demostró oficio con su primero, un animal noble que le dejó sentirse y recetar varias series muy estimables en una faena pinturera, natural y muy sentida, con bellos naturales de trazo largo y rematando las series con pases de pecho sensacionales. Faen entregada del toro y torero que tras media estocada en buen sitio fue pedida una oreja que le fue concedida. 
Con el cuarto, ante otro animal noble y colaborador, el extremeño volvió a interpretar su toreo artístico y pinturero en una faena completa por ambos pitones, con detalles muy toreros y dándole al toro toda la importancia. El secreto darle respiro al toro entre cada serie, y buscar ese toreo de sentimiento, de torería, algunas veces forzada, pero que atrae al público. Tras torear al natural con la mano derecha, con pases muy firmes y poderosos, y mandando callar a la bande de música, el público empezo a vibrar con los detalles de Ferrera. Tras una gran estocada le concedieron las dos orejas, pero quizás con una hubiera sido suficiente. 
Diego Urdiales tuvo un primer toro, mansito y con poca raza donde el riojano tuvo detalles muy toreros, con un recibimiento de capa marca de la casa, y con una media soberbia. Luego detalles con la muleta,  sobre todo con dos naturales de ensueño, y una faena que no llegó a calar en los tendidos por la poca condición del animal al no tener clase alguna.  A pesar de una estocada algo atravesada se le pidió timidamente una oreja y todo quedó en una vuelta al ruedo de reconocimiento para el torero.
Con el quinto, se repitió guion y con un animal desclasado, Urdiales se fajó por ambos pitones con algún destello pero con pocas conclusiones artísticas. Encima con la espada anduvo espeso con dos avisos presidenciales que epilogaron su lidia. 
Paco Ureña, estuvo cumbre con el toro “Tutor”, al que recibió muy bien con el capote, ganando terrenos, y cerrando con una media extraordinaria. En el caballo anduvo discreto pero se dejó pelear, derribando con celo al caballo. Después se despejó la incógnita y el lorquino aprovechó el toro,en una faena clásica, muy pura y colocándose muy de verdad delante de la cara del toro. Empezó toreando al natural, con una series iniciales de mano baja y sometiendo al animal en los engaños de forma generosa y entregada. Algún natural, y pase de la firma eran auténticos carteles de toros. Al torero, encajado y acoplado al animal, se le notaba disfrutar, y ese toro, "tutor" era propicio para el triunfo, porque tenía condiciones de ser una animal, bravo, por su pelea en el caballo, noble, por su forma de embestir, y enrazado, porque tuvo continuidad en su acometida, lo que hacía que la mezcla fuese letal para el triunfo. Faena que tuvo momentos especiales cuando remato la faena de rodillas y toreando a derechas de manera sentida y con mucho empaque, momento donde la plaza vibró con el torero murciano. Tras una gran estocada las dos orejas cayeron de forma rapida, y el torero pidió a la Presidencia la vuelta para el toro.
Con el que cerraba plaza, Ureña lo recibió con lances muy suaves a la verónica a un animal que le costaba humillar y dejaba la cara muy alta en los engaños. Sensacional los dos pares de banderillas de Curro Vivas, que tuvieron su importancia ante un animal que apretaba en los medios. El torero tiró de oficio y técnica para taparle los defectos a un animal que nunca se entregó. En la ejecución de las bernardinas finales tras una colada por intentar esquivar al toro, Ureña se cortó con la espada de matar, y tras su salida triunfal a hombros, tuvo que pasar por la enfermería  de la plaza de toros de Almería. Hoy el público en Almería salió más contento de la Plaza de Toros de Almería. 

Foto: Baltasar Gávez

 

domingo, 18 de agosto de 2019

1º Feria de Almería: Solitaria oreja para Adame, ante un desclasado encierro de Torrestrella

Primera de abono de la Feria de Almería y con la noticia principal de la baja afluencia de público. Es verdad que el cartel no llamaba la atención al gran público, pero sí al aficionado que ha demandado en esta tierra otra variedad de carteles. Hoy estaban anunciados tres toreros emergentes, por lo que un cuarto de plaza da a pensar sobre la realidad del abono almeriense y la escasa afición existente. UN desastre emocional se mire por donde se mire.
La tarde tampoco dio para mucho, se ha lidiado un encierro de Torrestrella, desigual de presentación, con algún toro algo que no debió pasar el reconocimiento, que le ha faltado clase y raza. Los más potables 2º y 5º y 6º que han sido manejables para el torero.
El valenciano Román tuvo un primer oponente noble pero con escasa raza. Faena templada con algunas series estimables por el lado derecho con series cortas que fueron agraecidas por un público muy cariñoso con el torero. Demostró criterio y oficio en una faena no rematada con la espada.Todo se quedó en una ovación. 
Con el cuarto, poco pudo hacer. Se quedó agarrado al piso el toro y Román solo pudo certificar que con ese animal se podía hacer muy poco. 
David de Miranda, que debutaba en Almería, demostró ante su primero muchas ganas y con un animal noble y que tuvo fijeza, tuvo momentos buenos con la mano derecha, pero se fue rajando el animal a medida que el torero le pedía más compromiso. Falló a espadas y todo se quedó en una ovación. 
Con el quinto, dulcificó al toro con unos lances de capote muy suaves y cadenciosos, con el mismo lucimiento que en su primero, demostrando una vez más su gran disposición. Toro colaborador que tuvo entrega y nobleza. Faena pinturera, firme y clásica donde destacaron los pases de pecho para despedir cada serie. Lastima que fallara con la espada, y todo se quedó en una ovación. 
Luis David Adame tuvo un primer toro, bajo de hechuras y poco presentable para Almería, que apenas tuvo recorrido, demostrando poca clase y condición.  Puso banderillas de manera discreta y la faena no pasó de vulgar y sosa ante la poca emoción de un toro que pedía la muerte.
Con el zambombo sexto, Adame estuvo bullidor y efectista. Lo recibió a portagayola y siguió dándole fiesta a un animal que pedía algo de reposo. Se lesionó el animal en un derrrote tras una suerte de banderillas algo desajustada del hidroáalido que banderilleó a sus dos toros de forma imperfecta. Faena ligada, algo acelerada con un animal que embistió aún lesionado. Me hubiera gustado verlo sin esa lesión. Tras una gran estocada, algo desprendida, se le pidió una oreja algo generosa y solicitada por un público que no llegó a emocionarse en la primera de abono.

Foto: Baltasar Gálvez
 

domingo, 11 de agosto de 2019

Ponce indulta a "Fantasía", bajo el Concierto de Aranjuez, en el Puerto de Santa María (Cádiz)

Tras varios años sin ver toros en el Puerto, volvía a una plaza de toros con mucho encanto y pude observar el mal endémico que vive la fiesta por mucho que veamos atisbos en algunas plazas de que la salud de la fiesta sigue viva. Bajo el prisma de la emoción, que vaya por delante, es necesaria, y la diversion, no se deben tolerar los aplausos por faenas insípidas, aburridas y solicitar indultos sin un rigor técnico. A la fiesta de hoy le falta naturalidad y sentido común. Puede que yo sea el raro o el equivocado, pero cierto acelero en los sentimientos no puede llevarnos a pararnos y ver la realidad desde otra perspectiva.
Se ha cubierto la totalidad de la plaza para ver la reaparición de Ponce, la siempre noticia de ver a Morante - desdibujado toda la tarde -  y certificar que Manzanares sigue siendo el niño mimado del Sur.
Los toros de Juan Pedro Domecq, correctos de presentación, tuvieron genio y les faltó clase y raza, excepto el indultado - de nombre Fantasía, marcado con el número 106, nacido en enero  de 2015 y de peso 525 kilos -, que tuvo la fortuna que le tocó en suerte a Enrique Ponce. Buen toro para una vuelta al ruedo.
Ponce con su primero, muy técnico y con oficio ante un toro que nunca se entregó. Faena muy de la casa, con detalles y pases de pecho muy profundos y dando los toques necesarios para aguantar a un animal que se metía por el izquierdo. Tras una estovada defectuosa y baja, se le ovacionó.
Con "Fantasía" llegó el delirio, y en los primeros tercios no hubo nada destacable. La explosión llegó después, con una faena memorable de Ponce bajo la música del concierto de Aranjuez que cautivó a una plaza emocionada con el regreso del de Chiva. Faena efectista, artista y entregada a un animal que le sirvió desde los primeros compases con la muleta. Un faenon, sí, pero en el caballo apenas tuvo pelea de bravo, y en banderillas nunca se entregó. Anduvo listo y profesional Ponce, que tras varios toques y pases ligados fue construyendo una hermosa faena, tapando defectos, y exhibiendo todas las virtudes de un animal que fue noble, repetidor pero, insisto, nada bravo. Provocó el indulto tras eclipsar con una serie con la izquierda y unos doblones de la casa que pusieron a la plaza medio loca. Tardó la Presidencía en decidirse pero al final se indulto. Dos orejas y todos tan contentos.
Morante lo intentó con su primero, con un toreo que apenas dijo nada por la falta de raza de una animal sin apenas relato. Tras un pinchazo y media estocada tendida, fue ovacionado. 
Con el quinto, un mero reflejo de su temporada. Ante un animal, lavado de cara y que demostró poco celo en los engaños, siempre las manos por delante, abrevió y la bronca se escuchó en Sanlucar de Barrameda. 
Manzanares le tocó en suerte un primero con mucho genio que no quería nada por la izquierda. Faena muy tensa y poco dinamizadora y sin las apreturas adecuadas. Mejor dos series con la derecha que tuvieron cierto empaque. Lo mejor la estocada que recetó al incierto Juan Pedro. Una oreja fue pedida y concedida. 
Con el último, el de Alicante, volvió a tirar de repertorio. Faena con desajustes pero pausando las series cortas, con un toreo fundamental basado en la mano derecha. No quiso o no pudo hacerlo con la mano izquierda. Faena con estocada caída pero de fulminante efecto y bajo la sinfonia del “orobroy” que puso ottra vez la sensibilidad del público a flor de piel, se le pidio con fuerza una oreja que le permitía salir a hombros en la feliz reaparación del diestro de Chiva. Si es bueno para la fiesta...
 

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails