Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

sábado, 23 de mayo de 2009

Juan Murillo se explica ante la prensa

El tema de los presidentes en Sevilla esta que arde, y sobre todo siguiendo el "culebrón" en la página web: http://www.sevillataurina.com/ podemos afirmar que la cosa esta complicada. Según se informa por Francisco Mateos, en dicha página web:
"Juan Murillo, que hasta hace unos días era el presidente de la Maestranza más valorado y con mayor experiencia, vive unos días tranquilo pero difíciles tras haber dimitido de su cargo, dejando atrás más de 30 años al servicio del palco sevillano. "Me siento tranquilo, aunque la situación no es agradable". Aunque no quiere que afloren sus sentimientos, a poco que se le conozca se intuye su dolor. De hecho, desde que presidiera su última corrida, la de Miura que cerró la Feria de Abril, no ha vuelto a pisar la plaza de toros de Sevilla para ver las novilladas dominicales. Es algo parecido a lo que le ocurrió a Antonio Pulido el año pasado, que no volvió a ir a los toros en Sevilla tras ser cesado en este caso. "El domingo pasado ví la novillada de la Maestranza a través de la retransmisión de Canal Sur, y cuando oí el pasodoble con el paseíllo me sentía raro, emocionado... Cada vez que paso por el Paseo de Colón y veo la plaza me entran escalofríos. Han sido 30 años... Iré a las novilladas sin caballos porque me gusta ver a los chavales, intuir alguna promesa...".
Juan sigue sin querer hablar, por el momento, de los motivos de su dimisión. Sin embargo, y a preguntas de Sevilla Taurina, ha aclarado brevemente y de forma general, sin entrar en profundidad, algunas de las declaraciones realizadas por la delegada Carmen Tovar en la entrevista publicada ayer en Diario de Sevilla. Tovar, como máxima responsable administrativa en materia taurina en Sevilla, es quien nombra a los presidentes de la Maestranza.
Carmen Tovar aseguraba en dicha entrevista desconocer los motivos de la dimisión de Juan Murillo. El ya ex presidente no quiere aclarar si los conoce o no lo conoce, contestando que "con la delegada mantuve una reunión bastante larga, en la que hablamos de muchas cuestiones". Diplomático en la respuesta, está claro que en una conversación tan extensa y cuyo único motivo era precisamente su dimisión sería muy extraño que Murillo no le detallara los motivos; o que la propia delegada no se los preguntara... La delegada no dice que no los puede desvelar, sino que los deconoce.
Juan, lo que sí aclara es que no tuvo el equipo gubernativo que quiso. La delegada, en cambio, afirmaba ayer que "tuvo el equipo que quería". De hecho, tras conocer que le entregaban el equipo ya cerrado, Juan Murillo presentó su dimisión por escrito el 10 de marzo, antes de la Feria de Abril. Murillo asegura que "los equipos estaban hechos. A mí me habían asignado al equipo completo, y como no estaba de acuerdo con él, pues presenté la dimisión. Es decir, que el equipo sí estaba ya de entrada diseñado por la Delegación. Tras presentar mi dimisión por escrito el 10 de marzo, es cuando, a posteriori, se me permite introducir a una persona de mi confianza, porque el resto sigue siendo el mismo. Como la Feria estaba cercana y sólo quedaban dos presidentes, se me pide que eche la Feria hacia adelante, y por mi propia responsabilidad con la Fiesta en Sevilla, aplazo esa dimisión a la conclusión del ciclo abrileño, que es lo que he hecho. Pero la decisión estaba tomada desde el mismo momento en el que se me entrega un equipo cerrado sin consensuar mi opinión".
Esta última aclaración de Juan Murillo deja también en evidencia a la delegada, ya que ayer afirmaba en el rotativo sevillano que "después de la Feria me comunicó que dejaba de ser presidente". Según ha aclarado Juan Murillo, la decisión estaba ya tomada y comunicada a la Delegación antes de la Feria de Abril, y presidió durante la Feria por ética personal para no crear un problema a pocos días vista del comienzo ferial y porque la propia Delegación le pidió que esperase al menos a la conclusión de la Feria pero su malestar era más que evidente y su decision firma, ya que ni siquiera asistía a callejón a las corridas que no le tocaba presidir."
Y es que me huele a mí, que la dimisión de Juan Murillo esconde más cosas que una simple decisión veterinaría. Seguiremos informando.
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails