Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

jueves, 11 de junio de 2009

Feria de Granada: Talavante "renace" en Granada. Morante deja destellos de su buen concepto.

Acabo de llegar de Granada, y amigos blogueros, y aficionados, debo decirles que en la plaza granadina he visto un milagro. ¡¡Por fin he visto torear a Talavante!!. Yo venía predispuesto a ver a Morante, y a Perera, en menor medida este último, esa es la verdad, y en el último toro de la tarde he presenciado una faena rítmica, cadenciosa, muy medida, y muy templada, y con una naturalidad pasmosa. Quizás desde Sevilla, año 2007, no había visto al extremeño en su plenitud. Hasta en un quite me cautivó, y eso es noticia. Y es que la corrida de Gavira ha tenido nobleza y le ha faltado un poco de fuerza, ya que algunos toros sencillamente han sido unos invalidos de solemnidad. De presencia para una plaza como la de Granada, y con las exigencias adecuadas a ese esquema monopolizador en estas plazas....y en otras de mayor categoria...como la de Sevilla, por ejemplo, donde el aficionado cuestiona mucho el tipo de toro que actualmente se lidia.
De la corrida, destacar el toro 2º, 4º y 6º, como toros nobles, justitos de fuerza, pero con la entrega de casta justa para que el torero se sintiera a gusto. Por supuesto, se pico poco y mal, excepto el 6º de la tarde que estuvo más de 30 segundos en el caballo, y por eso me gusto.
De Morante de la Puebla, destacar su faena al 4º de la tarde, un toro noble, que el de la Puebla entendió a las mil maravillas, gustándose e interpretando su buen concepto. Dos series de derechazos, con mano baja, y metiendo riñones fue motivo suficiente para pagar 50 euros por un tendido. Una faena con esa naturalidad y tranquilidad que este año trasmite Morante, y con el que dejó detalles y adornos para el respetable. Tras un estocada algo trasera se le concedieron las dos orejas con mucha fuerza. Me sobraba una, pero tal y como iba la tarde, era motivo suficiente para otorgarla....por el buen concepto del toreo.
Con el primero de la tarde, un invalido, se mostro dispuesto y con ganas, dejando destellos de su buen toreo. Si llegar a matar el público granadino le hubiera otorgado una "orejita".
Miguel Angel Perera, estuvo trabajando toda la tarde para conseguir sendas orejas, - una en cada toro - tras tocarle en suerte dos toros imposibles, y a "contraestilo" - es decir, inválidos y sin clase -. Realizó dos faenas idénticas, encimista, acortando distancias, y provocando las sosas embestidas de sus toros. Sin realizar nada destacable, excepto un buen saludo capotero al segundo de la tarde, y un quite al toro de talavante, el público de Granada le recompensó con dos orejas.
Y la gran alegría de la tarde vino a cargo de Alejandro Talavante en el sexto de la tarde. Antes, con su primer enemigo, recetó más de lo mismo, un toreo de quietud y constancia, al hilo del pitón, sin fisuras, y con un concepto demasido duro para esta época. Ante ese aburrimiento, el público le otorgó dos orejas, de dificil explicación, eso sí con una buena estocada.
Con el sexto fue otra cosa, un toreo más dinámico, y con más fibra, y pulseando en todo momento las buenas embestidas del animal. Una faena, basada en la pureza, y en el temple, sientiendo a gusto, y alargando la mano con tres series de derechazos largos y templados, y rematados con unos pases de pecho de "pitón a rabo". Impensable hace meses, Talavante me ha gustado esta tarde. Con la izquierda el animal se ha desplazado de otra forma, pero con esa mano ha dejado destellos de buen corte. Siguó Talavante toreando con la mano derecha, con adornos por bajo, y con cierta pinturería y con clase, remato su faena con trincherillas, y con recortes del gsuto de la afición. Por alargar la faena, pinchó en primera instancia, y tras una estocada trasera, el público le premió - erroneamente - con una oreja, cuando en éste tuvieron que ser dos.....pero al final una. Este toro además, fue protestado por el respetable, y el Sr. Presidente, con buen acierto, no lo devolvió, pues aunque falto de fuerzas, no era el más inválido de la corrida. Buen toro.
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails