Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Discreta puesta en escena del fim "Arena" de Günter Schwaiger, en Sevilla

He asistido esta tarde al Teatro Lope de Vega a la presentación de la película "Arena", un documental coproducido entre España y Austria, realizado por el director Günter Schwaiger, y que trata de meterse dentro del mundo de la tauromaquia, a través del  trabajo intenso de unos novilleros (algunos incipientes de 5 años aprox.) que sueñan con ser figuras del toreo, y que ha sido presentado en el Festival del Cine Europeo de Sevilla.
Siento decir que no me ha gustado la película, pues conecta con la visión más denunciable del anti-taurinismo más rancio y demagógico sobre la fiesta, y no genera "amistad con el entorno taurino" para el aficionado responsable. Es más genera desconfianza para aquellas personas que vean la película y no tengan una visión en conjunto de lo que pasa en la fiesta.
Cartelera de la película
La sinopsis del documental es la historia de varios novilleros de distinta nacionalidad, que pertenecen o han pertenecido a la Escuela Taurina de Madrid, - la intervención de José Luis Bote, Bernadó y "Macareno" son acpetables para defender la filosofia y esencia de la escuela taurina - y que nos trasladan a presenciar el sufrimiento diario por abrirse camino. Es un documental previsible, y busca el lado humano del toreo pero llegando a situaciones esperpénticas o nada deseables como ver el mito de las capeas indecorosas, los festejos populares que para nada benefician a la fiesta porque parece como si el director criticase esos tipos de festejos.
Además la intervención de Morante, Castella, Uceda Leal y las imagenes de José Tomás son puro espejismo para la película, porque quitando a José Tomás - que sólo se ven imagenes del indulto al toro de Núñez del Cuvillo en Barcelona - los demás toreros son "fotogramiados" a modo de entrevista. No genera ilusión en el espectador y eso ensombrece la expectativa de la película.
Lo mejor es ver la clase magistral de toreo de capote, con esa naturalidad y elegancia, del maestro Joaquín Bernadó. Merece la pena. Todo lo demás se puede evitar.
Si quereís ver un poco de la película pinchad en este enlace.

Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails