Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

lunes, 24 de octubre de 2011

Almería: Una clase práctica llena de pasión, emoción, bravura y tendidos llenos*

Los actuantes antes del paseillo
«Tres cuartos. Mañana con cielo entoldado que abrió a partir del cuarto. Calor húmedo. Ganaderías: Erales de Javier Molina de Villanueva del Río y Minas (Sevilla). Buen encierro. 1º Bravo y noble con justas fuerzas. 2º Bravo con molesto cabeceo, con motor y tendencia a tablas. 3º Bravo con fuerza, desparrama un poco la vista. Bronco. 4º Más terciado. Mansurrón sin peligro. Repite con nobleza cuando ve muleta. 5º Exigente y protestón. Aplaudido. 6º excesiva tendencia a tablas. Con genio. ALUMNOS: Mojales Balti (Arles), azul rey y oro. Brinda a un peón suyo sobrino de Juan Leal. Estocada entera caída haciendo muy bien la suerte. Dos descabellos. Petición. Saludos desde los medios. José Cabrera (Almería), rosa y blanco. Brinda al alcalde. Estocada entera delantera un poco contraria. Dos orejas. Sergio Páez (Ronda), rosa y oro. Brinda al público. Casi entera perpendicular trasera y un poco contraria. Tres descabellos. Aplausos. Samuel Rodríguez (Murcia), verde botella y oro. Brinda a un grupo de amigos murcianos. Intento fallido, dos pinchazos, estocada delantera caída con derrame. Palmas. Rubén Martínez (Almería), blanco y plata. Brinda al público. Pinchazo hondo. Pinchazo. Más de media caída. Vuelta al ruedo. Sergio Roldán "El Serení" (Almería) azul eléctrico y azabache. Brinda al público. Varios pinchazos. Media delantera. Dos orejas. INCIDENCIAS: Minuto de silencio en memoria de "Antoñete". Balti, Páez y Rodríguez hacen paseíllo desmonterados por ser nuevos en la plaza. Todos los alumnos hicieron quites reglamentarios y variados. Cogidos sin consecuencias Balti, Cabrera y Martínez. Preside Marco Rubio de Bustos.
La Escuela Taurina de Almería da un paso de gigante al consolidarse la capacidad de organización de otra clase práctica de éxito. El ayuntamiento de Almería tiene un centro docente del arte de torear que no es pecata minuta y a la que hay que mimar porque ha demostrado tener profesores que saben enseñar y alumnos que, con sus capacidades innatas o por desarrollar, son capaces de asimilar los secretos de la lidia del bravo. Además, demostrado está en todos aquellos rincones de la provincia donde se organizan estas clases, son de mucho interés para el más variopinto de los públicos posibles. De antemano hay que felicitar a todo el equipo almeriense, con Ruiz Manuel a la cabeza, por las alabanzas que se oyeron durante toda la tarde en los tendidos y las caras de satisfacción de los que salían de la plaza que registró una entrada de las que ilusionan.
Y del cartel de los alumnos de Arles, Ronda, Murcia y Almería destacar la puerta grande los dos alumnos de esta última que la conquistaron. José Cabrera, ratificando la excelente temporada que ha desarrollado, y Sergio Roldán El Serení que ha sabido asimilar lecciones de altos vuelos de calidad, poder, temple, quietud y cadencia del toreo pese a su cuerpo grandón ha sabido adaptar a las circunstancias de la verdad de la lidia. Su compañero Rubén Martínez de no haber sido cogido con dolor, aunque superó con creces este contratiempo, y de haber acertado con la tizona, no se habría quedad atrás viendo cruzar a sus compañeros la puerta grande. Aunque reconocimiento a su labor de peso en capote y superación en la muleta nadie le va a negar. El encierro de Javier Molina, con hechuras de toros por su fuerte presencia en plaza, dio un juego interesante para el lucimiento.
Mojales Balti se entregó con espectacularidad en capote para ir a la verticalidad clásica con la muleta. Cabrera sabe hacer rugir a los tendidos como pocos. Sergio Páez demostró temple y cadencia en faena a menos. Rubén Martínez con temple e inteligencia perdió cuando dudó en el toque. Y "El Serení" tiene mente despejada para asimilar rápida y sorprendentemente. Gran clase práctica. ¡Qué se repita!» 

*Crónica de Benjamin Hernández Montanari, para el Diario de Almería. 

Foto: Diario de Almeria.
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails