Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

jueves, 5 de enero de 2012

Futuro incierto

No existe novedad en la confección de carteles, y en la actividad taurina en general, y eso es malo. La ausencia de noticias en el ambiente taurino refleja, no sólo que estamos en época de Adviento, sino que las “manijas” de la fiesta están pausadas, a la espera que llegue alguien para activarlas. Sólo se oye el ruido de las televisiones, y los derechos de imagen de las figuras del G-10.Ya lo indiqué hace unas semanas, y lo reitero, es posible que este año veamos ferias sin figuras, o ferias sin televisión, pues me temo que las negociaciones serán bastantes arduas y tenebrosas para algunos de los “firmantes”.
Pase lo que pase, alguno saldrá delibitado y sin las armas necesarias para pelear por el «cetro taurino», y por ello el empresario francés Simón Casas, (que se lo huele), ha salido con voz alarmante a los medios y ha expresado su malestar por la «cruzada televisiva». Eso es en Valencia, pero; ¿y en Sevilla?....las cosas siguen silenciosas o a ralentí, y con la rumurología taurina hirviendo en deseos y pronósticos de los aficionados, pero sin concretarse datos. La televisión, y la presencia de las figuras, serán las claves para entender la composición del abono sevillano, pues la lectura de ese planteamiento nos la debe ofrecer lo que se haga en Valencia.
Sí los aficionados estábamos apenados por los ataques externos de la fiesta, por la mala difusión y divulgación de la esencia de la tauromaquia en los ámbitos sociales y culturales de España, todavía se puede incrementar dicho dolor, e inquietud, con la situación que actualmente esta ocurriendo con los sectores que deberían fomentar esos valores.
Mi modesta opinión es que esta situación de intereses y posiciones de mercado (toreros-televisión-empresarios) no favorece a la fiesta en su conjunto. Ahora mismo lo que toca es llenar las plazas, con o sin televisión, con espectáculos íntegros y carteles rematados, con la dulzura y picante ganadera, y con el entusiasmo y actitud crítica de siempre. El aficionado, y público en general, valora eso, y no las políticas de despacho.
¿Se imaginan una feria de Sevilla, sin figuras?. Con estos debates televisivos, anunciados a modo de novela de Gastón Leroux, y planteamientos poco generosos por parte de las figuras, me temo que alguna sorpresa nos vamos a llevar. ¿Para escribir una novela?....pues no lo se, pero para soñar con algún «fantasma», puede ser.
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails