Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

domingo, 3 de junio de 2012

Un Corpus sin aromas

¡¡Que tiempos!!. Vazquez, Romero
y Paula.
El próximo dia 7 de junio se celebrará en la ciudad de Sevilla la tradicional  fiesta del Corpus, donde a primeras horas de la mañana las inmediaciones de la Santa Catedral de Sevilla será escenario de una manifestación de fé por parte de los feligreses, cofrades y ciudadanos de Sevilla, que desde 1532 viene establecida por un recorrido marcado por el respeto y la tradición para acompañar a la Custodia. 
Existe otra manifestación cultural ese día, como es la tradicional e inveterada tradición de asistir al festejo taurino que se programa dentro del abono sevillano. Este año, por circunstancias económicas, y quizás por un capricho del destino, los empresarios de Sevilla han programado una novillada, con tres novilleros que de momento pueden despertar algún interés en el aficionado, pero que para el público en general no genera la motivación deseada. Recordando mi modesta biblioteca sobre la tradición sevillana, y ayudándome de los textos de Caro Romero, Burgos, Molina Campos, y un largo etcétera, he podido leer e imaginarme con sueños y pensamiento algunas tardes gloriosas y épicas en esta fecha tan señalada. 
Que tremenda añoranza tengo de esa fecha, y viendo como ha quedado la tradicional Corrida del Corpus no puedo estar muy contento. No maldigo ni quiero torpedear con mis palabras a la ilusión, siempre necesaria, de los novilleros que harán su paseíllo en Sevilla, y en su albero amarillo. No quiero maldecir, ni enjuiciar a los que “gobiernan” la gestión de la plaza, porque sus razones tendrán, sí las tienen, pero pongo en valor que para celebrar conforme a la tradición sevillana, y como aficionado que vive en Sevilla, se debería hacer un esfuerzo mayor para celebrar con acierto esa fecha. Siento anhelo y nostalgia de cuando se celebraban corridas de alto nivel y mucha categoría, y la plaza olía como el alfombrado de arrayán, juncia, poleo, romero y tomillo, que engalanan horas antes las calles de la ciudad de Sevilla. 
Esa alfombra aromática en el albero de la Maestranza desde hace unos años ha perdido gran parte de sabor y tradición, y desde aquí como espectador y aficionado quiero reivindicar que para el año próximo y venideros, se vuelva a poner en valor la Corrida del Corpús, y revitalizemos con ello la cultura y respeto por la tradición. Una novillada siempre es un digno espectáculo, y como aficionados debemos apoyar siempre su celebración, pero para Sevilla, y en ese Jueves Sacramental, debemos los aficionados apostar por una corrida de categoría, y con una terna que de gloria y olor aromático a los tendidos. Si Palafox y su «tarasca», quisó “castigar” a Sevilla con la supresión del Corpus, e imponer un desfile pagano a finales del Siglo XVII, pidamos para que la empresa PAGES, y los efectos de la crisis que vivimos, no arrastren a esa fecha con tradición taurina en Sevilla, a un espectáculo de menor categoría, y sin los aromas deseados. Como expresa el dicho popular: «Tres jueves hay en el año que relucen más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi y Día de la Ascensión.». Por ahora, en lo taurino, brilla poco....
 
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails