Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

lunes, 27 de mayo de 2013

18º de abono en Sevilla: El oficio de Cerro se impone a La Quinta

Después del paréntesis de Pentecostés se volvía a la Maestranza con la ilusión de ver la novillada de La Quinta, - correcta de presentación para el tipo de encaste que se trataba -,  y el juego que deparaba los del encaste Santa Coloma, y la verdad que solamente dos novillos (1º y 4º) han tenido algo de disfrute, porque por lo general, han pecado de falta de raza, clase y algo de fijeza, aunque en términos generales han sido nobles. Se ha cubierto algo menos de media plaza, en tarde algo fresquita, y se ha guardado un minuto de silencio por la muerte esta semana pasada del Maestro Pepe Luis Vázquez.
Tulio Salguero recibió a portagayola al primero de su lote, y apenas destaco con el capote.  Tenía buen tranco el novillo que fue muy mal picado. Rafael Cerro presentó credenciales con un quite vistoso. Salguero mostró voluntad y oficio pero peco de frialdad, y sobre todo le falto creérselo  ante un animal que fue noble. Faena sin ritmo, que perdió intensidad cuando cogió la mano izquierda. Tras una estocada atravesada se le ovaciono su voluntad.
Con el ultimo de su lote, Salguero anduvo demostrando voluntad y ante un animal que no tenia la fijeza y raza suficiente para que aquello despegara. Buenas sensaciones toreando al natural pero el novillo pedía la muerte en cuanto salia de los engaños.
Rafael Cerro pechó con un novillo que pedía tocar otra sintonia. Con el capote demostró firmeza y decisión. En el tercio de muleta  el novillo se apagó por la falta de raza, y solo el buen oficio y tesón del novillero fue lo más destacable.
Cerro, con el quinto de La Quinta, reiteró planteamientos y demostró una alta firmeza tanto con el capote y muleta. Lucio las embestidas del animal y animó al respetable en todo momento, tras dos series con la mano derecha. Practicó el toreo de cercanias, con mucha raza y decisión, y tras una buena estocada se le pidió con fuerza la oreja que el Usía concedió. Rafael Cerro demostró en Sevilla que su paso al escalafón superior debe ser muy pronto.
Tomas Angulo demostró criterio lidiador en su recibimiento al abanto tercero, que remato con una media muy personal tras sacarlo a los medios. Se pico de forma correcta por el piquero Antonio Lavado. Se vino se largo con el primer puyazo, y las esperanzas de bravura se desvanecieron tras ese castigo. En la muleta Angulo planteo darle distancia y temple pero el animal estaba justo de motor y raza. Tiene este novillero algo de naturalidad, de sensación fresca y sobre todo un aire a sabor añejo. Esta muy poco placeado pero se le notaron detalles de torero clásico.
Angulo, con el que cerraba la tarde, anduvo queriendo hacer las cosas muy despacio pero ante un animal bajo de presentación, y que se defendía por su falta de fuerzas y clase, pero que tras porfiar con una serie muy dispuesta con la mano derecha, parecía que aquello despegaba. Sonó la música pero tras un desarme  y   la escasa intensidad de las series, todo aquello se desvaneció. Dispuso de mucha voluntad pero aquello careció de la emoción y lucidez deseada.

Foto: Alvaro Pastor Torres

Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails