Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

lunes, 19 de junio de 2017

#EternoIvanFandiño. Descanse en Paz

Este sábado por la tarde recibíamos un mazazo, la triste noticia del fallecimiento del torero Iván Fandiño a los 36 años, tras una mortal cogida en la plaza de Aire-Sur-l'Adour, al suroeste de Francia. Tras recibir una cornada de 15 centímetros en el costado derecho, fue trasladado al hospital Mont de Marsan dónde los facultativos hicieron todo lo posible por salvar su vida, aunque no pudieron conseguirlo. Cuando era llevado en volandas hacia la enfermería, Fandiño reconoció la gravedad de la herida. "Que se den prisa en llevarme al hospital porque me estoy muriendo", dijo al matador francés Thomas Dufau compañero esta tarde junto a Juan del Álamo, según recoge el diario francés Sud-Oest. Serían sus últimas palabras.
El jefe de servicios y portavoz del hospital, el profesor Poirier, ha asegurado este domingo que era "imposible" salvar la vida del diestro, dado que los daños que sufría en hígado, riñón y pulmones eran "irreversibles". Todavía no se ha emitido ningún parte médico oficial que detalle el alcance de la fatal cornada, pero Poirier, que iba con el diestro en la ambulancia en el momento en el que se certificó su fallecimiento, desvela, en declaraciones al diario Sud-Ouest, que ni en la enfermería de la plaza ni en el hospital se hubiera podido hacer "nada" para salvarle la vida.
"El torero presentaba en el abdomen tres litros y medio de sangre negra, proveniente de las glándulas hepáticas, señal de que el hígado había reventado a causa de la cornada, que también rompió la vena cava, lo que le produjo en severo derrame interno", explica el médico. "Cuanto entró a la enfermería ya lo hizo prácticamente sin pulso. Era imposible tomarle la tensión arterial de lo débil que la tenía. La muerte era instantánea. Era imposible hacer nada por él. Ni en la enfermería de la plaza ni en el hospital hubiera habido forma de salvarlo", concluye Poirier.
El diestro de Orduña (Vizcaya) había cortado una oreja en su primer toro de la tarde,  en la primera tarde de la feria de Aire Sur L'Adour, una localidad al suroeste de Francia.
Ivan Fandiño, fallecido este sábado a los 36 años, tomó la alternativa el 12 de agosto de 2005 en la Plaza de Toros de Bilbao.
El funeral por Iván Fandiño se celebrará hoy a las 18.30 horas en la iglesia de Santa María de la localidad vizcaína de Orduña, su ciudad natal.
Desde aqui nuestro pésame a la familia y amigos. Descanse en paz, un luchador, un torero independiente. 



 
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails