Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

viernes, 9 de junio de 2017

Novillada de abono en Sevilla: Una nocturna sin historia

Expectativa por ver como respondía el público, y la afición, para presenciar la novillada de abono en un nuevo formato, en jueves y nocturna, y a tenor del aforo de la plaza, parece que no esta nada mal. Menos de media plaza en tarde-noche calurosa no es mala cosa para el cartel y circunstancias añadidas, y la verdad que que este horario facilita algo más la entrada del turista ajeno a las altas temperaturas de un festejo vespertino. Se lidiaba un encierro de La Quinta de correcta presentación que les faltó condición para embestir, en generales sosos y con sentido en el último tercio. 
Aitor Darío "El Gallo", quizás el más placeado de los novilleros, anduvo con el primero con mucha voluntad ante un animal que se dejó más bien poco.
Con el cuarto, porfió con las pocas embestidas que le ofreció el animal, que tuvo más aguante, y donde el novillero estuvo por encima. Templó en algunas series y poco más.
Ferrater Beca que debutaba con caballos, y el menos placeado es el que demostró mayor sentido y colocación. Con su primero lo mejor de capote, y los olés más profundos de la noche fueron para él. En la muleta, su colocación ortodoxa de coger el palillo por la mitad evidenciaba su tauromaquía con sabor a integridad. Sus cites dando el pecho gustaron al personal. Varios desajustes provocaron volteretas pero Ferrater nunca desesperó. Sonó la música con una faena corta pero con cierta gusto y empaque, donde los adornos tuvieron clase y categoría. Con la espada emborronó su entonada actuación.
Con el quinto, un serio novillo con cuajo, volvió a plantear faena, esta vez no exenta de dificultades propías de un chaval que ha toreado poco. Digna actuación donde lo mejor vino toreando al natural.
Por último, Jesús Muñoz desmostró su bisoñez, pero en sus dos toros puso voluntad y corazón. Con su primero, un novillo soso, porfió mucho y le dejó pegar pases de poco alcance. Con el último de la atrde, las complicaciones propías del encaste no le dejó pensar demasiado, sobre todo por la izquierda. Silenciada su labor en los dos toros.

Foto: Maestranza-Pagés
 
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails