Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

viernes, 7 de julio de 2017

Novillada de promoción en Sevilla: Diosleguarde y Francisco de Manuel puntuan en la Maestranza

Buena temperatura y ambiente en los tendidos,  - algo menos de media plaza y con la particulariedad de que la entrada no era de abono -  para presenciar la primera novillada de noveles celebrada en Sevilla, que trajo como viene siendo tradicional a mucha chavalería acompañados de sus viandas gastronómicas, como forma ya idonea de pasar una noche agradable opara ver a las próximas figuras del toreo. Esa tradición nunca se debe perder, ya que es la mejor expresión popular de demostrar que la fiesta tiene sentido y futuro.   
Se lidió una novillada pareja de La Quinta, que tuvo en algunos casos buena condición, destacando el primero y quinto, y que posibilitó en general el lucimiento de los novilleros. Solo Manuel Diosleguarde y Francisco de Manuel pudieron puntuar, sobre todo por ser lo mas placeados. 
José A. Alcalde "El Rubio" demostró mucha voluntad para lidiar y dar muerte a un eral que tuvo nobleza y franqueza. Era de un novillo que en los medios daba muchas facilidades y que el novillero entendió a la mitad. Faena larga que tuvo altibajos. Con la espada emborronó su digna actuación.
José Manuel Vera demostró su bisoñez ante un eral que tuvo la fuerza justa y que topaba por el pitón izquierdo. Anduvo con el voluntarioso pero le faltó más concentración y rotundidad. Mal con la espada. 
Carlos Olsina tuvo un oponente que tuvo poco transmisión y su labor, poco expresiva, tampoco fue suficiente para animar al personal. Una fea voltereta sin consecuencias terminó de enfriar la situación.
Manuel Diosleguarde demostró suavidad en el capote y algo de aceleracion en la muleta. Torero que dice cosas, técnicamente conoce los terrenos y planteó a un novillo, algo soso pero noble, una faena pulcra y con series estimables con la derecha. Tras una estocada de buena ejecución le concedieron una oreja. 
Francisco de Manuel venía con la vitola de ser triunfador en Madrid. Le tocó él suerte un novillo que le dejó interpretar unos muletazos templados por ambos pitones. Se dio cuenta tarde que ese novillo enrazado trasmitía buenas sensaciones. Oficio y algo de temple demuestra este novillero. Tras una estocada algo caída le fue concedida otra  oreja. 
Juan Pedro Llaguno se le notó seguro y placeado y mostró sus virtudes con el capote aunque algo a acelerado en sus formas. Le tocó en suerte un novillo que pedía distancia y el mexicano que tiene oficio, se embarulló en las formas y la faena no tuvo continuidad.
Reitero, lo mejor de la noche, el ambiente sano y juvenil en los tendidos, en la que nadie se aburrió y la ilusión de unos novilleros con un formato que anima a la competencia. Muchos competidores para una final que me apuro a aventurar será muy reñida.  

Foto: Maestranza-Pagés
 
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails