Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

lunes, 27 de abril de 2009

12ª de abono: Firmeza y gusto de Manzanares, y decisión de "El Juli"

Esta feria no termina de despegar, y de remontar el vuelo suficiente, sobre todo por el mal juego de los toros. Esta tarde se ha lidiado un encierro de Daniel Ruiz, y dos de Gavira que han completado la corrida, pues la ganadería titular no ha sido aprobada en su totalidad, por falta de de morfología y de trapío, lo que conlleva que la corrida fuese desigual de presentación.
Han destacado 1º, 2º, 4º y 6º, nobles de condición, y los demás desrazados sin clase y defensiéndose en la muleta.
Rivera Ordoñez no esta para estas batallas, por lo menos en ideas y en aptitud esta por debajo de aquel Rivera del año de alternativa que se comía el mundo. Ante su primero, un toro cornalón y feo de Gavira, de noble condición, estuvo vulgar con la muleta y sin la decisión deseada. Anduvo por ambos pitones, y con series a derechas e izquierdas, que nada caló en los tendidos, a pesar de los intentos de Rivera Ordoñez de atraerse al público asistente de sol. Susto tremendo que se llevó el matador, y nosotros mismos, al intentar una segunda estocada, que lo prendió por el pecho y dándole una vuelta entera entre los pitones, que afortunadamente sólo fue un percance sin consecuencias. Hoy ha vuelto a nacer.
Con el cuarto, quisó agradar en todo momento, sin llegar al entusiasmo general, pero ni la moral de Rivera, ni la definición de un toro que era "dulzón", pero sin llegar con estilo a la muleta, estaban por complementarse. Silenciada su labor en ambos toros.
De Julián López "El Juli" destacar que demostró una vez más su lodiez y madurez y su firme decisión por arrancarle al segundo de la tarde todo lo potable que tenía el toro. Un toro sin las trasmisión deseada, feo de hechuras, acapachado de pitones, y bastante sospechoso para ser lidiado en la Maestranza, que termino entregándose a la muleta del diestro madrileño. Con la planta muy firme en la arena, con dos series por la derecha, muy largos, e intentando alargarle la embestida lo máximo posible. Tan larga puso la embestida que el toro se rajó muy pronto, no sin antes, pegarle una tanda de naturales de estimable perfección. Esa faena fue de mas a menos....por la condición del toro. Una buena estocada algo contraria, y un público demasiado complaciente provocó que le otorgasen una oreja, sin la petición mayoritaria exigida en el Reglamento.
Con el quinto, un toro sin clase, y falto de casta, nada pudo hacer para redondear su feria de Abril más completa de sus últimos años.
De Manzanares, decir que tiene al público de la Maestranza totalmente cautivado. Si en su primer animal nada pudo hacer sino más bien demostrar que ante una animal parado, pudo sacarle algún muletazo suelto y largo, sobre todo por la izquierda, pero sin llegar a rematar y a concretar la faena.
Con el sexto de la tarde y último de la corrida, Manzanares, con un toro abanto y sin fijeza en los capotes, y apretando a los caballos, manseando un poco, tuvo el mérito de inventarse un toro. Lo recibió con la muleta con pases de tanteo por ambos pitones, que fueron calando en el personal. Tras sujetarlo por el pitón derecho, y pegarle una serie a derechas, con cadencia, largura y sobre todo mucha plasticidad la música se animó, y la faena empezó a coger la altura deseada. Siguió con la derecha, intentando arrastrar al toro y llevarlo muy toreado, extremo que consiguió hacerlo en todas las series, pero el toro - al ser un mansito - empezaba a recortarle la posición, lo que motivaba la emoción en la faena. Fueron tandas cortas, de dos pase y el remate de pecho, y la trincherilla (dos de ellas preciosas). Con la izquierda el toro se tragó dos series, con el merito para Manzanares de que el toro se las tragaba con algún apuro en el tercer muletazo, pero esa quietud, esa firmeza de Manzanares se imponía en la Maestranza. Tras dejarle dos pases por bajo y una serie más por la derecha de mano baja, y firme ejecución, su buena estocada le fue premiada con dos orejas. ¿Discutidas?......faena de más a menos.....No lo sé, pero esta claro que si la tarde se ha roto ha sido por las ganas y firmeza de un buen torero llamado Manzanares, y por la madurez y decisión de "El Juli", y eso debe tener un premio. Que cada uno valore la justicia de cada premio, y de como va la feria.
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails