Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

domingo, 20 de septiembre de 2009

Novillada en Sevilla. Detalles de "Tomasito" en Sevilla, ante una desrazada novillada de Mª Carmen Camacho

Con menos de 1/4 de plaza en los tendidos se ha lidiado en Sevilla, un soso y desrazado encierro de Mª del Carmen Camacho, desigual de presentación, y algunos impresentables para una plaza de primera categoria, como la "vaca" segunda que salió por los chiqueros. Todos han manseado en varas, y han apretado para los adentros, y parándose en el último tercio.
Con esos mimbres, de los novilleros hay que destacar que Juan Carlos Rey, apoderado por la "Casa Chopera", estuvo porfión con sus dos novillos, pero pecó de frialdad y de ser un firme candidato a ser un "pegapases" extraordinario. Muchos pases por ambos manos pero sin llegar a calar por la poca "potabilidad" de los novillos, y que no le han permitido el lucimiento al novillero. Se gusto con el capote con el primero de la tarde, pero se llevó un gran susto con el cuarto, tomando el olivo de forma ostensible. Fue silenciada su labor en sus dos novillos.
Pablo Lechuga, - muy poco taurino el apellido, no me lo negarán -, estuvo tambien toda la tarde intentando agradar al público, pero sus dos toros, al igual que toda la tarde, pecaron de falta de raza, y de una extrema y peligrosa falta de casta. Dejo detalles de su incipiente corte, pero con sus dos novillos nada pudo hacer. Silenciada su labor.
Del francés, "Tomasito", novillero revelación en Madrid, - y que se presentaba en Sevilla - gusto en sus dos novillos, y dejo detalles de "ser diferente". Con su primero, gusto la quietud y firmeza ante un manso y desrazado toro, y que tuvo nervio en la muleta, gustándose con la mano derecha, pero tras un desarme inoportuno, la faena bajo de intensidad en al ánimo del torero, y en la falta de raza del novillo.
Con el último de la tarde, otro novillo desrazado, y que manseó en varas, estuvo digno, y con la firmeza y quietud que ha gustado en su toreo. Tras unos estatuarios muy quieto, y con ganas de agradar en todo momento, estuvo porfión con la mano derecha, pero sin llegar a más por culpa del novillo. Tras una estocada algo desprendida, fue ovacionado por el poco público maestrante, y el novillero "Tomasito", se premió con una vuelta al ruedo "por su cuenta", cosa que no merecía en su conjunto. Como decía aquél, aqui paz y allí gloría.
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails