Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

domingo, 29 de noviembre de 2009

Curiosidades taurinas (II): El "2 de mayo de Joselito", 2/05/1996

En este domingo lluvioso en casi toda España, y siguiendo con la nueva sección de este blog sobre las curiosidades taurinas que al aficionado le recordaran sentimientos agradables sobre acontecimientos singulares e importantes, escribo este "post" para seguir con esta interesante acción.
Esta semana he querido recordar una corrida de toros que quedará en mi retina y en mi memoria para toda mi vida, pues supone un punto de inflexión importante en mi madurez como aficionado. Esa tarde, el 2 de mayo de 1996, en Madrid, el diestro José Miguel Arroyo "Joselito" dictaba una de las lecciones más importantes del arte de Cuchares, y se consagraba en Madrid como una auténtica figura del toreo. Empleo en la lidia seis técnicas diferentes, seís auténticas maneras de enfrentarse a un animal, y por supuesto 6 estocadas a ley. El recuerdo de aquella tarde, es que todos los que presenciamos en directo aquella tarde salimos toreando de la calle Alcalá para nuestras casas.
Para el recuerdo mio, os visualizo el programa de mano, la entrada, y los profesionales que intervinieron ese dia.
Como anécdota, en esa corrida sobresalió el subalterno José Antonio Carretero, en un gran par de banderillas ante un toro manso (muy manso) de Cortijolova, que lo consagró esa tarde como figura de plata en Madrid.
En el archivo de la plaza de toros de las ventas (http://www.las-ventas.com/), y en palabras de la periodista Noelia Jiménez, se puede leer esto:
"Segundo y cuarto de la tarde, sobrero de Cortijoliva y titular de Las Ramblas, respectivamente, fueron los bureles a los que desorejó Joselito. De la primera faena, Vicente Zabala de la Serna destaca en ABC el toreo con la mano izquierda, “los que, hasta el momento, creíamos que eran los mejores naturales de la tarde”. Claro que, para él, la faena cumbre fue la del cuarto: “Enorme, soberbio, sobrado, magnánimo, inconmensurable, en maestro, de locura. ¡Qué lección de recursos! ¡Qué clase de tauromaquia! Con la derecha, soltó el estoque simulado para torear al natural. La suerte suprema, ejecutada por cuarta vez a la perfección, logró poner a los tendidos en pie”.
Para Joaquín Vidal (El País), en cambio, la faena de la tarde fue la que Joselito firmó ante el segundo: “Fue el toro de la corrida, al que Joselito cuajó su mejor faena. Faena en la que no bastaba bajar la mano dejando discurrir la dulzona embestida sino que requería fajarse con el toro, medirle las distancias, templar y mandar. Diversos pasajes de la faena poseyeron estos valores y la multitud joselitista aprovechó para reprochar pasadas exigencias a la militancia torista. Protestaron éstos por la intemperancia, sus antagonistas les hacían gestos, aquellos les llamaron ignorantes y en el fragor de la bizantina discusión Joselito -recrecido, valeroso, torerísimo- ligó una extraordinaria tanda de naturales que puso al público en pie”.
Las palabras de Javier Villán en El Mundo bien pueden servir para resumir tanta torería: “No fue sólo una tarde completa; fue un compendio de tauromaquia. Después de esto, las dudas que puedan surgir respecto a José Miguel Arroyo, serán únicamente las dudas que vierta él sobre sí mismo. Su verdad y su tauromaquia están ya dilucidadas. Y su hermosa imaginería con el capote; y su sentido del rito y la ceremonia. Y la matemática de los terrenos. Y un valor seco sin aspavientos ni gestualismos. Hoy por hoy, Joselito es el rey de la torería”."
Archivo: Perez@larcon

Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails