Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

miércoles, 25 de agosto de 2010

4ª de feria de Almería: "El Juli" marca la distancia

Con media plaza en los tendidos, y algunos huecos muy significantes en el tendido 1, 2 4 y 5 de la plaza, - que dice mucho de la situación actual de la fiesta -, se ha ofrecido la cuarta de abono, y con "El Juli" como gran protagonista de la tarde.
Se ha lidiado una corrida muy bien presentada, a excepción del tercero de la tarde, del Tajo y la Reina, propiedad de "Joselito", y cuyo juego ha sido variado. 1º noble, 2º, soso, 3º excelente y muy noble en el último tercio, 4º parado, 5º manso, y 6º, noble para el matador.
Sobre los matadores, decir que el paisano "Ruiz Manuel", tuvo un primer oponente noble que le dejo interpretar su toreo a la verónica de forma vistosa, rematado con una vistosa revolera. En el caballo se dejó gran parte de su codicia, toda vez que fue picado de forma errónea. En banderillas no fue cómodo pues echaba la cabeza arriba en el embroque. El torero de El Zapillo tiró de técnica y estuvo digno con el animal, siendo lo más destacado varias series con la mano derecha muy ligadas y templadas. Tras cuatro pinchazos y un descabello saludó desde el tercio.
Con el cuarto de la tarde, un bonito toro de hechuras y de presentación, "Ruiz Manuel" no estuvo a gusto en el saludo capotero. No se empleo en el caballo, y se pico mal. Un toro soso y sin fuerzas, que se rajó en los primeros tercios. En la muleta el mérito del torero de Almería fue realizarle una faena de "enfermero", con derechazos suaves y templados. Con la mano izquierda bajo el nivel por las escasas condiciones del animal, en una faena de escaso relieve artístico. Tras un pinchazo hondo, en un buen sitio, la gente le quiso premiar con una benévola oreja que el Presidente otorgó cuando las mulillas partían para el desolladero.
La gente apostaba por Morante de la Puebla, - así lo reflejaba la presencia de gente conocida llegada de Sevilla - y no ha sido la tarde..por ahora. Queda otra. Si bien es cierto que no ha tenido oponentes claros, pues el lote más deslucido le ha tocado a él.
Con el primero saludo a la verónica magistralmente, y rematada con una media que enloqueció al público de Almería. Pero lo mejor vino con el quite realizo a ese toro. Dos verónicas lentas y cadenciosas y rematadas con una media enroscada que hacia presagiar algo más. El toro se quedó sin el fuelle necesario, y con una sosería importante. Dejó detalles con la mano derecha, pero sin redondear por culpa del animal. Mato mal y saliéndose de la suerte y saludo desde el tercio.
Con el otro toro, que no le dejó estirarse en el capote, tomó precauciones con un toro mansote y con genio, al que ahogó en los muletazos de trasteo. El toro a la defensiva, y Morante también. Tras un mitin con la espada, la gente le correspondió con una leve pitada. El arte no se ve todos los días, y por eso los genios son únicos. Morante lo es, y tal vez mañana veamos esa genialidad.
Y Julián López "El Juli", ha marcado la distancia esta tarde en Almería, y por dos motivos: el primero, porque ha sido el triunfador numérico de la tarde, y lo acredita como triunfador de la tarde. Y otra porque ha aplicado a cada toro la receta que necesitaban. Eso sí, ha elaborado sendas faenas aplicando técnica, oficio, el concepto de la lidia oportuno, y los efectos "colaterales" del público de Almería. Y por eso triunfa y es figura del toreo.
Con su primer oponente, un toro feo de hechuras ha estado listo con el capote, y realizando un quite por chicuelinas muy vistoso. El toro que acudía con prontitud a la muleta, ha sido muy noble en el último tercio, y "El Juli" ha tirado con la mano derecha pero sin las apreturas adecuadas. Lo mejor una templada serie al natural. Luego circulares invertidos y derechazos efectistas provocaron el delirio del personal. Tras una estocada soberbia, las dos orejas cayeron de forma inmediata.
Con el último de la tarde, "El Juli" ha aplicado la teoría de maestro lidiador, y ha demostrado que su concepto de torero con raza e ilusión lo lleva a rajatabla. Manseó en el caballo, y llevó el pánico el banderillas, en la que Santi Acevedo y Emilio Fernández dieron un recital al pegar el toro arreones de manso con genio. Luego "El Juli" demostró que no era para tanto y demostró firmeza y decisión en una faena efectista, con derechazos y molinetes de toda clase y condición. Eso sí no se cruzó demasido. Tras una sensacional estocada, soberbia estocada de ejecución y colocación el público le pidió una oreja que el Presidente concedió.

Fotos: Perez@larcón
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails