Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Novillada en Sevilla: Regreso a Sevilla de Gabriel Rojas con "mal bajío". Cornada grave a Espalíu y Muy Grave a Jesus Márquez

Se esperaba con cierta expectación para el aficionado el regreso de la ganadería de Gabriel Rojas a la Real Maestranza, tras varios años de ausencia, y concretamente desde el 18 de junio de 2005, fecha triste por la recordada cornada a un novillero que prometía mucho, Curro Sierra, y que lamentablemente lo dejó sin sitio para el toreo. Pues bien, la gandería de Gabriel Rojas ha vuelto a Sevilla como se fue, y con sendas cornadas a dos toreros, Espaliú al  lidiar el tercero de la tarde, y al banderillero Jesús Marquéz, a la salida de un par en el quinto de la tarde. Cornada fea en la áxila para Espaliú, tras arrollarle con el capote, y que lo ha tenido entre los pitones durante 40 segundos angustiosos.
Peor ha sido la cogida de Marquéz que ha sangrado muy rapido, y con síntomas de "tener un tabaco" muy gordo.
La novillada de excelente presentación, con algunos novillos con estampa de toros, ha sido descastada, sin raza y con un peligro sordo evidente. Mas nobles primero y segundos, y sosos y sinb apenas raza todos los demás. Mal bajío....la ganadería de Rojas...que si en los años 80 y principios de los 90...se la rifaban los toreros "artistas"..en pleno Siglo XXI...esta "faltita" de selección y casta. Y encima con los antecedentes de cogidas....y además fuertes....va a ser un poco dificil volverla a ver en Sevilla.
De los toreros decir poco. El portugues Nuno Casquinha, que debutaba en Sevilla, ha demostrado que carece de oficio y ganas. Soso delante de la cara de sus oponentes y sin apreturas, y con las distancias "perfileras" que afean su estética. Tuvo que matar tres novillos por cogida de Espaliú, y no se resalta algo destacable porque sencillamente no tuvo tampoco oponentes claros para demostrarlo.
Con algo más de oficio y ganas se vió a Martín Núñez, que llevo mucha gente de su Hermandad del Cachorro, y que fue jaleado por ellos en todo momento. Gustó con su saludo capotero con empaque y manso bajas, y con la muleta en algunas fases con el noble segundo de la tarde, pero  la falta de colocación y sitio en algunas fases de la lidia no produjeron mayor júbilo en los espectadores. Dos series con la mano derecha fue lo más destacado.
Con el cuarto de la tarde, un toro con genio, y con un peligro sordo importante, estuvo digno pero con precauciones evidentes, y sin ninguna motivación.
Con el último de la tarde tuvo momentos muy jaleados toreando al natural, y con que iincompresiblemente fue motivo para que sonase la música. La faena bajo de nivel por la falta de ritmo del animal y del torero. Tras tres pinchazos incluso quiso darse una vuelta al ruedo por su cuenta. Se dio cuenta que no era para tanto.
De Antonio J. Espaliú lamentablemente no podemos decir nada porque lo cogio, como he descrito anteriormente, y de forma angustiosa, cuando se disponía a llevarlo al caballo.
Alrededor de 1/4 de entrada en los tendidos.
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails