Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

lunes, 14 de mayo de 2012

Pablo Hermoso de Mendoza: «Vivo una realidad de honorarios y de exigencias que no se corresponde con el producto que se está vendiendo»

Pablo Hermoso en la Universidad de Almería
Informa la Web Teleprensa.es, que «Pablo Hermoso de Mendoza (11 de Abril de 1966, Estella, Navarra), aseguró que la fiesta de los toros “molesta tanto porque la mostramos” y que lo que “duele” a quienes critican la fiesta es que los taurinos “no son hipócritas”. “Toreamos al toro, lucimos su vida, su bravura y lo sacrificamos frente al público. En el matadero, la gente piensa que los animales no sufren porque no los ven. Sin embargo, hablan del sufrimiento del toro, que ha vivido cuatro años salvaje, que jamás ha sido humillado, que nunca ha sido sometido. Que cuando llega la plaza, a un hábitat que no es el suyo, evidentemente siente estrés, pero empieza a pelear contra un enemigo insignificante para él: persigue a un trapo que huye en todo momento, o a un caballo muerto de miedo. Y cuando llega el desenlace final, se ve muerto sin haberlo visto venir en ningún momento. Si me preguntaras cómo preferiría morir si fuera un animal, sin dudar diría que como un toro bravo”, apuntó el rejoneador, que participó ayer en una conferencia dentro de la programación de la tercera edición del Aula Taurina de la Universidad de Almería. El rejoneador navarro, que el pasado jueves abrió la Puerta Grande de la Plaza de Toros de Jerez después de cortar dos orejas, acaba de pasar una temporada de cuatro meses en México y Colombia que se ha cerrado con cifras que dan una idea de su dimensión como figura del toreo a caballo: ha participado en 46 festejos, ha cortado más de cien orejas y doce rabos, ha protagonizado 38 salidas a hombros y ha indultado a un toro. Ayer, Hermoso de Mendoza mostró su interés en implantar el rejoneo en Colombia y consolidarlo en México, donde lleva triunfando más de 12 años de forma consecutiva con llenos absolutos en las principales plazas y con más de medio centenar de espectáculos firmados cada temporada. “Ha habido una transformación en el toreo desde que yo empecé, grandes cambios técnicos y grandes cambios culturales por parte del público, que conoce mucho más lo que se hace en la plaza y que lo valora y lo exige. Ya hay un grupo nutrido de toreros a caballo y en Colombia ya está empezando a despertarse ese ambiente”. Pablo Hermoso de Mendoza habló también ayer de las diferencias que ha encontrado en los encastes en esos dos países. “En México, el toro (encaste Saltillo, principalmente) tiene largo embiste pero siempre muy despacio, tanto que, a veces, te da la sensación de estar frente a un toro manso. Sin embargo, el toro colombiano (encaste Parladé, Santa Coloma, cruzado entre Murube y Santa Coloma) es mucho más rápido y me ha llegado a poner en aprietos. Tiene una movilidad tremenda, con la emoción del toro antiguo de España. Para mí y para mis caballos, aguantar esos embistes ha sido todo un reto. Allí he encontrado otro filón importante para mi carrera”, reconoció. Una carrera que le mantiene en la cima del rejoneo desde hace casi dos décadas. El próximo año se cumplirá el 25 aniversario de su alternativa, pero Hermoso de Mendoza no piensa aún en la retirada. Le gustaría, como señaló anoche en Almería, seguir el ejemplo de su admirado Curro Romero: retirarse a tiempo para poder torear 10 ó 15 corridas al año y seguir teniendo el reconocimiento del público. “Siempre he sido un privilegiado porque he tenido una vocación absoluta que no me ha permitido pensar ni hacer otras cosas. Mi ambición no me ha pedido nada más. Solamente, seguir buscando, tratando de descubrir rincones que no domino”, explicó el maestro. El rejoneador habló, asimismo, de su yeguada: de Cagancho, el caballo más famoso de la historia del rejoneo, al que Hermoso de Mendoza retiró de los ruedos en plenitud de forma y que ahora tiene como único trabajo la cubrición de yeguas en la ganadería caballar del rejoneador, y de otros ejemplares que han salido de las primeras camadas de su yeguada como Chenel, considerado el mejor caballo de banderillas de la actualidad; Curro, el corcel más clásico para recibir a los toros de salida; Silveti, un poderoso castaño que ha revolucionado el toreo de caras, y otros como Gallito, Zapata, Rondeño, Viti, Caviar, Van Gogh, Manzana o Pirata, un mestizo mexicano de raza azteca con un carácter difícil fuera de los ruedos pero que en la plaza se entrega totalmente. “Hay mucha gente que le quita valor al toreo a caballo. Es cierto que tiene menos riesgo físico, pero es mucho más complicado y delicado porque tienes que poner de acuerdo a los dos animales”, explicó Pablo Hermoso de Mendoza, que reconoció que dedica entre ocho y diez horas diarias a la preparación de sus caballos. “Si ellos no llegan bien preparados a la plaza, yo no soy nada”, dijo. Pero el rejoneador no sólo habló de sus caballos, también lo hizo de temas más polémicos, como la batalla por los derechos de imagen emprendida por el llamado G-10 (los toreros del G-10, a los que supuestamente se les considera los de mayor cotización, son Manzanares, Enrique Ponce, Morante de la Puebla, El Juli, Miguel Ángel Perera, Alejandro Talavante, Cayetano Rivera, El Cid, El Fandi y César Jiménez). “Vivo una realidad de honorarios y de exigencias que no se corresponde con el producto que se está vendiendo. La economía no va siempre unida al arte, ni al riesgo, ni a la verdad que uno le ponga, solo a la gente que uno sea capaz de meter en una plaza. En México, sé que han llegado algunos toreros españoles de mucho cartel que, en la misma plaza que yo, han metido menos gente y han ganado más dinero. Sin embargo, ellos, al año siguiente, no han vuelto, mientras que yo sigo teniendo las puertas abiertas, cerrando 70 corridas por temporada y con una demanda absoluta de torear todo lo que quiera. En el otro caso, han robado una vez y ya no vuelven más, porque a nadie, tampoco a los empresarios, le gusta perder”. Una trayectoria marcada por el éxito Su presentación como rejoneador fue en Estella y causó una grata impresión. Uno de los pilares fundamentales en su evolución fue Joao Moura, figura del rejoneo portugués, que se convirtió en un referente para Hermoso de Mendoza desde su juventud. En 1990 se presentó en la Feria del Toro en Pamplona y posteriormente en Bilbao y Barcelona. Apareció ese año por primera vez en Portugal, el 1 de noviembre, y tras quedar aplazada la corrida por lluvia, se compró en Portugal un caballo cuyo nombre es Cagancho. Este caballo marcaría grandes tardes con Pablo Hermoso y forma parte de su historia personal. También, destacan dos momentos importantes en su trayectoria como torero a caballo: en la Plaza de Toros de Sevilla cortó un rabo después de 28 años sin haberlo logrado nadie, abriendo por primera vez la puerta del Príncipe en su prolífica carrera de triunfos y en la Plaza de Toros de México abrió la puerta grande de la plaza más grande del mundo, siendo el primer rejoneador que cortó un rabo en dicha plaza. Actualmente, ha toreado más de 1.600 festejos desde el día de su alternativa en 1989. Ha recibido numerosos premios y galardones por su trayectoria y labor taurina. Ha sido el primer rejoneador que ha cortado los máximos trofeos en la monumental Plaza de México y es el único torero que ha conseguido seis puertas grandes en Madrid, Sevilla y México en misma temporada y en Bilbao, Bogotá y Nimes. Uno de sus caballos fue bautizado con el nombre de “Chavola” en honor de su amigo Rafael González “Chavola”, que también da nombre al programa de toros de la radio universitaria almeriense (www.radiouniversida.es). Dicho caballo fue presentado en lidia en la Plaza de Toros de Roquetas de Mar. Entre otros galardones, Hermoso de Mendoza ha logrado 12 trofeos Cossío al Mejor Rejoneador de la temporada española, ha sido cuatro veces ganador del Premio Real Maestranza de Sevilla, cuatro veces ganador del Trofeo Zahudín de Sevilla, 5 veces ganador del trofeo al Mejor Rejoneador de la temporada grande de la Plaza de Toros de México, ha conseguido cuatro trofeos Rejón de Oro, otorgado por Radio Nacional de España como mejor rejoneador de la temporada, y obtenido cuatro trofeos Casino de Madrid como mejor rejoneador de la Feria de San Isidro.»
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails