Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

miércoles, 20 de febrero de 2013

Intensa pero no pasional

He dejado pasar una semana para escribir sobre los carteles de la Feria de Abril de Sevilla, y tras el reposo intelectual sobre los mismos en mi condición de modesto aficionado debo advertir al noble y valiente lector que tiene la osadía de leer este artículo, que el abono de Sevilla me parece que tiene ciertos alicientes que pueden gustar al aficionado, pero no redondea, por lo menos a mí, una feria taurina como la Sevilla. Es un abono intenso en cuanto en varios días actúan las máximas figuras del toreo, pero dentro de carteles previsibles, pero sin comprender algunos encuadres de matadores de toros, que van a estar anunciados junto a los Morante, Juli y Talavante, sin comprender demasiado los méritos contraidos para ello. Pero que no lo comprenda no significa que no lo respete. El cliente les dará o quitará la razón a los empresarios de Sevilla. 
Se discute la presencia de algunos toreros en la corrida de Cuadri y Fuenteymbro, y a mi particularmente me motiva el cartel del ganadero onubense, si bien es cierto que algún torero de Sevilla hubiera merecido su presencia en estos carteles “toristas”. Lamentable que la empresa de Sevilla no se haya acordado de los esfuerzos y sacrificios de algunos toreros ausentes. Los dichosos “cromos” y “pactos entre caballeros” traen a colación que al final se cuelen en la feria toreros que no se lo merecen. Al final como siempre el toro, y el cliente que pasa por taquilla, pone a todo el mundo en su sitio y los pecados de hoy pueden ser las indulgencias del mañana. 
Importante y notoria es la presencia siempre grata de un nuevo torero que la empresa sevillana en esta caso si ha sabido reconocer, y es la presencia del sevillano Antonio Nazaré, que con su entrada en Farolillos, y su presencia en un mano a mano en septiembre junto al malagueño Fortes, (que no veo necesaria su inclusión, por partida doble, en el abono), puede reivindicar, con triunfos, el sitio que merece en las ferias de España y que el año pasado no valoraron algunos empresarios.
Sin sentido y criterio analizo el mano a mano entre El Cid y Luque, donde no veo la rivalidad, ni el contraste artístico, y donde quizás primen otras estrategias empresariales (como situarla dentro de farolillos), que la propia ilusión de la afición por ver siempre una compleja lidia. No se comprende la motivación de este cartel.
De las encerronas valoro el gesto, que no la gesta, tanto de Ventura como la de Manzanares, pero quizás el tiempo valore si esta decisión fue meditada o responde a una demanda de sentimientos locales que pueden arrastrar a los actores a estériles comparaciones con otros gestas en esta misma plaza. Esperemos que la gente dosifique su pasión y veamos un espectáculo íntegro donde se juzgue al interprete y a su tauromaquia, y no otros valores externos complementarios. El tiempo lo dirá. 
Por criterio empresarial la tarde del Sábado de Farolillos es interpretada como viene siendo habitual - yo optaría por cambiar costumbres o tradiciones, y de eso la empresa ya sabe demasiado -  como “Dia del Club”, donde el abonado o cliente preferente “dona” su abono para familiares y conocidos y la sola presencia de algún autobús al efecto, ya merece la pena llenar los tendidos de ilusiones, risas y aplausos para pasar una buena tarde de toros. A mi que me la cuenten. 
En conclusión, y sin marear la perdiz, me parece una feria intensa, pero sin el corazón y sentimiento necesario para que aquello despierte más interés que el propio de volver a escuchar, y sentir, el Domingo de Resurrección el pasodoble «Plaza de la Maestranza»; yo empiezo así el abono......escuchando, ya habrá tiempo de explicaciones.....y críticas, ya que las que se hagan ahora no tienen mucho sentido.
 
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails