Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

miércoles, 17 de abril de 2013

8ª de abono en Sevilla: De la «victorinada» no se conformó ni el sobresaliente

Tarde calurosa, de agua y hielo, para soportar los casi 30 grados que hacía en el recinto de la plaza de toros de Sevilla. Extremo éste que explica el aforo registrado en la Maestranza para presenciar la típica corrida de Victorino Martín, con dos toreros sevillanos que eran los “tapados” de la Fería de Sevilla. Y seguirán “tapados” por el escaso lucimiento de los toros de Victorino, que estuvo en términos generales bien presentada para Sevilla, y que de juego fue francamente insulsa, sosa, mansa en algunos ejemplares que impidieron el lucimiento a la terna, y con poca raza como nota más predominante. Del juego de los toros no se conformó ni los toreros, ni el sobresaliente de la corrod
La plaza registro algo menos de tres cuartos de la plaza, con algunas “lagunas” en la sombra, que dice mucho del “interés” que despertaba este cartel en el abono de Sevilla. Que tomen nota los empresarios de la plaza a la hora de confeccionar los carteles. 
Manuel Jesús “El Cid”, con un bello ejemplar de Victorino, marca de la casa, en el que el de Salteras no estuvo confiado con el capote, ya que el toro perdía las manos. Un toro que flojeó de manos en los primeros tercios y que se picó lo justito. Un fraude de tercio de varas. Par de mérito de José Fernández “Alcalareño” qué fue obligado a saludar. En el último tercio, “El Cid” estuvo digno ante un toro que pedía compromiso y firmeza. Por el pitón derecho pedía exigencia. Decidió tomarla al natural, y una serie fue francamente aceptable. Mucho toreo moderno sin que aquello despegase. No terminó de acoplarse del todo ante un toro que necesitaba otros planteamientos. En otros tiempos otro gallo hubiera cantado. Una ovación para el torero. 
Con el segundo, un toro que no fue facil, bajo de presentación, y que no tuvo ninguna emoción en el caballo. No era una novedad. Destacó en banderillas Curro Robles, que arriesgo en un toro que no quiso hacer nada por favorecer el encuentro. “El Cid” apenas pudo hacer nada. Voluntad y ofició ante un toro sin raza y trasmisión, que encima se quedaba cortito. Silencio para el de Salteras.
En el último de su lote, salió suelto de salida, buscando la querencia y haciendo cosas de manso. Lo hizo en todos los tercios, y la lidia fue su constante en toda la lidia. “El Cid” empezó con probaturas para coger ritmo por el pitón derecho, tras dos series intensas y con mucha firmeza, rematadas con soberbios pases de pecho. Bajo de intensidad la faena cuando la música empezó a tocar un pasodoble, pero Manuel Jesús se acopló a medias, sin darle el sitio oportuno en algunos momentos, y que a lo mejor en otros tiempos el acople hubiera sido de otra forma, a un toro que le costaba embestir. Faena que no fue rematada por la espada y se quedó en una ovación del público sevillano.
Daniel Luque, recibió a un toro que salía suelto de la suerte, mansenando, y que derribó al picador Rafael Campos de muy mala manera, circunstancia esta por la mala lidia del toro a cargo de la cuadrilla de Luque. En el caballo se dejó pero sin la raza y casta de un toro bravo. Lo intentó Luque todo pero el manso desparramaba la vista y el torero de Gerena se justificó con una actuación digna, y una serie muy poderosa y firme con la mano derecha. Fue silenciada su labor. 
Con el cuarto de la tarde, lo recibió con lances a la verónica y rematadas con una serie de medias verónicas que tuvieron cierta sintonia  Se midió un poco más en el caballo este toro, pero sin apenas entregarse del todo. Luque demostró trazas de decisión con la mano derecha pero sin que el toro en el siguiente muletazo se empleara a fondo. Una faena digna que no tuvo eco en los tendidos, por la poca raza y emoción del animal. 
Daniel Luque se motivó con un saludo capotero más voluntarioso que efectivo. Fue bien picado por Alonso Sánchez, y buen detalle de Luque por dejarle un quite al sobresaliente, el sevillano Fernández Pineda, que deja una media muy aceptable, tras dos lances a la verónica. Buen par de banderillas de Abraham Neiro. En la muleta encontró mucha voluntad pero poca trasmisión, en un toro que fue algo complicado y donde el de Gerena se mostró pegando pases sin criterio ni sentido.
 
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails