Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

jueves, 30 de mayo de 2013

19ª de abono en Sevilla: Fuenteymbro se impone a los novilleros en la Maestranza

En tarde soleada, y con cierta frescura en el aire, veníamos a la Maestranza para ver una novillada, cuanto en otros tiempos, al Día del Corpus en Sevilla, se le honraba  con una corrida de toros, con un cartel rematado, y desde el año pasado presenciamos una novillada. Han cambiado los tiempos y las circunstancias,  y la empresa de Sevilla se empeña en cambiar la tradición y la historia rebajando la categoría del espectáculo este día tan señalado en el calendario sevillano.
Rozando la media entrada en los tendidos, se ha lidiado una novillada de Fuenteymbro, muy bien presentada - la mejor del ciclo - y que ha tenido varios toros que han sido aplaudidos en el arrastre (4º y 5º), otros nobles que han trasmitido (3º y 6ª) y dos que no han tenido el lucimiento deseado por descastados (1º y 2º). Pero quizás el toro "previsor" haya sido el mejor de la novillada y en el que Javier Jiménez no ha entendido en su totalidad.
Javier Jiménez se topó con un primer novillo que flojeo en los primeros tercios y que desarrolló cierto peligro en la muleta. Un mansito con cierto genio donde Jiménez puso más voluntad que orden, y  a base de valor planteó batalla con un novillo que pedía a lo mejor otros planteamientos. Tras una estocada baja fue ovacionado por el publico sevillano.
Con el ultimo de su lote, un serio novillo que tuvo mucha importancia en la muleta, que apenas se picó y que Jiménez no aprovechó en su totalidad. Le dio distancia pero no en los terrenos que pedia el animal. El centro de la plaza era el sitio, pero el de Espartinas no quiso verlo. Las primeras tandas tuvieron fijeza y trasmision. Series cortas con la derecha que fueron poderosas pero tuvieron como mejor opcion la de practicar el toreo moderno. Faena sin apreturas y mucho oficio pero que no estuvo a la altura del novillo. Ese novillo pedia otra faena y otra actitud, sobre todo cuando se quiere tomar la alternativa. Al natural se acopló tras porfiar con el, y el bravo novillo metia la cabeza con prontitud y clase. Tras un pinchazo y una estocada baja el paisanaje aljarafeño, y capitalino, le brindó con una generosa oreja, y un gran aplauso de los aficionados para el novillo de Ricardo Gallardo.
Vicente Soler recibió a su primer enemigo de rodillas en la puerta de chiqueros. Evidenció en este novillo poca frescura con el capote. En banderillas puso mas voluntad que oficio siendo un par al quiebro lo mejor de ese tercio. Novillo desrazado que llego a la muleta sin trasmitir algo positivo. Soler mostró una eterna voluntad pero sin tocar las teclas para que aquello tuviera algo de emoción.
Volvió en el quinto a portagayola, con mas efectos que realidades artísticas. Su saludo posterior con el capote tuvo cierta vistosidad. En el caballo demostró genio pero algo de fijeza. Puso otra vez banderillas sin que aquello motivase algunas palmas por parte del respetable. Este novillo, bravo y con codicia, fue otro que pedía firmeza y decisión, y ni una cosa ni la otra. Soler no busco ni la distancia, ni la colocación, ni por supuesto el acople deseado. Al final el novillo se termino apagando y la gente aburriendo. Otro novillo que fue aplaudido en el arrastre.
Miguel Angel León, de Gerena (Sevilla), que debutaba con caballos esta tarde, se fue a recibir a portagayola al primero de su lote, y las largas cambiadas tuvieron emocion por las acometidas del animal.
Luego su recibo capotero tuvo cierta entonacion. Flojeó tras una aparatosa voltereta que motivó que apenas se le picase. En la faena de muleta León puso cabeza y aunque el animal no tuviera las fuerzas necesarias las primeras series tuvieron empaque y clase. El de Gerena, por su bisoñez, pecó de no darle la distancia y sitio al novillo y la faena perdió intensidad y el publico la paciencia. 
Con el sexto de la tarde,  un novillo bronco, que cuando tomaba los engaños, tenia cierta bravura y clase, León ha estado mejor. Todo consistía en hacerle las cosas bien. Puso el novillero la fibra y ganas del debutante, que a pesar de su falta de oficio, tuvo momentos importantes con la mano derecha, con tandas templadas y poderosas, y con cierto aire clásico. No se confió al natural, donde el acople fue menor, y a partir de ahí la faena perdió del ritmo del inicio. Los pases de pecho tuvieron altura y cierto empaque. Tras un pinchazo y una estocada trasera y tendida, se le pidió por el paisanaje una oreja que la Presidencía no otorgó. Una vuelta al ruedo hacia justicia para el debutante. 
 
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails