Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

domingo, 16 de junio de 2013

El asunto de Utrera*

Una ordenanza provisional aprobada por el pleno del Ayuntamiento de Utrera prohíbe la entrada de menores de 7 años a la plaza de toros. Es Utrera, que presume, y lo es, de ser la tierra del toro. Es como si en Pamplona el Ayuntamiento prohibiera los encierros. 
El viejo coso fue derribado a expensas de la especulación, el abandono y el desinterés de los políticos. Empujado por la buena afición utrerana, el consistorio no tuvo más remedio que construir otra plaza que, desgraciadamente, apenas se utiliza. Nunca me gustó el talante taurino de Francisco Jiménez, del Partido Andalucista (PA), que al sustituir al añorado José Dorado dejó de apoyar al toreo, como bien pueden atestiguar los miembros de la Peña Taurina Curro Durán. Jiménez no era ni taurino ni partidario de los toros.
Ahora han tomado una decisión por la que seguro que se creen o muy listos o muy progresistas. Ni una cosa ni otra. Son una banda. Los más coherentes son los de IU, que al menos mantiene su discurso de siempre. Pero qué intentan el PA y el PSOE al apoyar esta decisión. Y más grave, ¿por qué se abstiene el PP? De UPyD no hablo porque no sé qué pintan en Utrera. 
Como si fuéramos tontos, el alcalde ha salido a la palestra a decir que Utrera sigue apoyando a la Fiesta y que esta medida no va en contra del toreo. Irá en contra del fútbol entonces. Son unos listos que nos toman por tontos. No cabe más cinismo. Habría que recordarles que un menor de siete años puede ir a una plaza si sus padres lo permiten. Esa es la verdadera libertad, la que estos señores quieren cercenar en la cuna del toro bravo. 
Todo esto tiene otro trasfondo. ¿Qué afición queda en Utrera? ¿A qué festejos no podrán entrar los niños? A la primera pregunta hay que contestar que cada vez hay menos afición, como lo prueba el escaso interés que despiertan los pocos espectáculos que se han organizado en la nueva plaza. Y a la segunda, según parece, hay muy serias dudas sobre la celebració
n de corridas este año en Utrera.
Es una verdadera pena que este asunto haya ocurrido precisamente en Utrera. Si pasa en otro sitio, siendo lamentable, no se le rompe a uno el alma. Pero que sea en Utrera es una vergüenza. Comprendo que la ciudad tiene problemas más graves, pero ya sabemos que ninguno de los grupos políticos que están representados en el Ayuntamiento merece un solo voto de los aficionados.

*Artículo de Carlos Crivell Charneco, publicado en Sevillatoro.blogspot.com

Foto: Perez@larcon
 
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails