Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

lunes, 18 de mayo de 2015

Novillada en Sevilla: Ginés Marín suma su primera oreja en la Maestranza

Agradable ambiente por los alrededores de la Maestranza para ver una interesante novillada, con tres novilleros punteros, y una ganadería que se encuentra en un gran momento. Había motivos para acarcarse a la Plaza de Toros. Un tercio de entrada en tarde agradable, se han lidiado 6 novillos de Fuente Ymbro bien presentados (bajó un poco el segundo de la tarde), que tuvieron nobleza. Los tres novilleros debutaban en la Maestranza.
El francés Clemente con su primero peco de técnico, frialdad y algo acelerado ante un novillo que pedía otros planteamientos. Novillo noble pero quizás sin la trasmisión suficiente. Con la espada y el descabello mal. 
Con el cuarto le dejo torear a gusto con el capote. Compuso la figura y gustaron sus verónicas. Después en la muleta templo pero nada más. Faena larga donde no definió ante un animal que le faltó empuje. 
Ginés Marín dispuso de otro novillo noble pero que le faltó motor en el último tercio. Buen saludo capotero lanceando a la verónica y rematada con una media de cierto sabor. Luego en el caballo se midió lo justo. En la muleta, Marín demostró oficio y técnica, pero nunca llegó a pisar el acelerador. Faena por ambos pitones, con muchos altibajos, - nunca sonó la música - y una infinidad de pases sin alma. Tras una gran estocada se le pidió una oreja por el numeroso sector extremeño que justamente no le fue concedida. Luego se pegó una vuelta por su cuenta. 
Con el útimo de su lote sorteó un toro abanto de salida que tuvo poca raza durante la lidia. Faena poderosa e inteligente de Marín en la muleta con un comienzo al natural muy bueno. Ligados y templados fueron los derechazos que tuvieron gusto y empaque.El extremeño tuvo cabeza para sacar partido a un novillo que sin ser malo tenía la fuerza justita para seguir los engaños. Aqui el novillero convenció algo más. y tras un pinchazo, y una gran estocada le fue concedida una oreja. 
El castellonense Varea demostró con el saludo capotero cierta torería con una media que fue muy aplaudida. Novillo jabonero que le faltó raza y condición y que a medida que el novillero le sometía en los engaños el animal se iba apagando. Cierta frialdad en el novillero que con otros planteamientos quizás hubiera notado mas ayuda del novillo.
Con el que cerraba la novillada quiso agradar con el capote y muleta  pero la soseria del animal y la falta de definición del novillero fueron motivos para que la faena no cogiese altura.
 
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails