Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

lunes, 8 de junio de 2015

19ª de abono en Sevilla: Oreja para Galdós en su debut en la Maestranza

Tarde calurosa para presenciar a una terna de novilleros que ilusionaban verlos acartelados en Sevilla-  Ruiz Muñoz repetía en el abono-  y sobre todo por ver la presentación del peruano - aunque criado en Málaga - Joaquín Galdos, que dejó patente su buen momento al ser el triunfador de la tarde al cortar la única oreja del festejo. Un tercio de plaza para ver este festejo, y observar que los novillos de Guadaira estuvieron bien presentados pero carecieron de clase y raza - a excepción del cuarto y sexto que demostaron algo más de nobleza - y sus embestidas, aun nobles en algunso casos, no tuvieran la emoción deseada.  
Francisco José Espada anduvo técnico y frío con su primer oponente que tuvo nobleza pero poca raza y emoción. Faena ligada por ambos pitones que tuvo poco continuidad anímica en los tendidos por la poca trasmisión de un animal que terminó apagándose. 
Con el cuarto lo recibió de forma suave y templada toreando a la verónica a un animal que se fue apagando. Tras la suerte de varas el novillo perdió parte de la acometividad que pudo apreciarse en el capote. Bien picado por Victoriano Garcia. En la muleta pedía el toro suavidad y distancia algo que cuando Espada le otorgó al animal se pudo ver una continuidad en la faena. Cuando volvió a cercanías la faena perdió intensidad. Muchos pases pero sin concretar. Tras un pinchazo y estocada fue ovacionado. 
José Ruiz Muñoz sorteó un primer novillo desclasado y sin fuerza que apenas tuvo acometividad para que el novillero destapase el "tarro de las esencias",  y esa tauromaquia tan personal que gusta interpretar.  Faena sin sustancia ni contenido por la poca clase del animal.  
Ruiz Muñoz no llegó acoplarse con el capote al quinto de la tarde. No se le veía muy a gusto al novillero, y su cara de contrariedad lo decía todo. Novillo bronco que se paró en la muleta y donde el novillero no planteó mejorar la alternativa a esa pésima condición del animal. Lo mejor de su actuación la estocada que recetó para pasaportar a este animal. 
Joaquín Galdos demostró oficio y técnica ante su primer animal que le faltó raza. De noble condición, el peruano lo recibió con soltura con el capote. En el caballo apretó y puso en apuros al picador. En la muleta la voluntad y dos series al natural tuvieron gusto. Tras una estocada caída se le pidió por sus partidarios una oreja que justamente no fue concedida. Después, el torero se premió con una vuelta al ruedo. 
Con el sexto un toro noble con pocas hechuras de embestir, que colaboró mucho en la muleta y se pudo observar la tauromaquia y el progreso de Galdos. Una cosa buena de este novillero es que tiene cabeza y oficio. Como oficio en banderillas demostró Raul Adrada, que se desmonteró tras dos pares muy efectivos. Buen concepto toreando con la franela,  de pases de trazo largo y temple a raudales que tuvo su mejor momento toreando con la derecha. Se acopló menos al natural, pero lso adornos finales pusieron la plaza a disposición del torero. Toreo muy personal con golpes de sentimiento y dando la sensación de toreo cuajado. Tras un pinchazo y estocada se le concedió una oreja tras una fuerte petición.

Foto: Pérez@larcón

 
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails