Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

lunes, 22 de mayo de 2017

Novillada de abono en Sevilla: Vuelta al ruedo para Carlos Ochoa

Otra novillada de abono con el aliciente de ver a la ganadería de "El Freixo", que debutaba en Sevilla, - propiedad de Julián López "El Juli" - que anduvo por Sevilla para ver un encierro bien presentado, pero tal vez con un vistoso "despuntamiento" de pitones que afeaba la presentación de los novillos. Esas cosas, y en una plaza de primera, debería cuidarse algo más. Cuidado. Buen juego han dado los seís novillos, que se han movido y puesto en apuros a unos novilleros que para hacer frente a las dificultades, la verdad, no están. Novillos algunos desaprovechados, como el 1º, 3º y 4º. Younes presenta cualidades, pero navega en terrenos de cercanías que es donde se pierde, Cadaval no anda y encima dos veces en el abono, y Ochoa, tiene maneras, sin llegar apretar el acelerador. 
Andy Younes pasaportó un primer novillo que tuvo buen tranco y acometividad en los primeros tercios. Sin demasiado brillo en el caballo, el francés empezó con suavidad con pases de tanteo que gustaron mucho. Torero de corte clásico tuvo momentos de acople en una faena de más a menos. El novillo tuvo buen aire pero se fue apagando todo. Mal con la espada todo quedó silenciado. 
En el cuarto Younes dio otra versión, más aplomado y sin darle el sitio a un novillo que pedía otra lidia. Faena sin sustancia que no tuvo eco en el cuarto de plaza asistente a la novillada de abono. Faena encimista y amontonada. Se acordara de este novillo que fue aplaudido en el arrastre por algunos aficionados. Con la espada mejor no contarlo.  
Alfonso Cadaval con su primero lo recibió en chiqueros con una larga cambiada que poco trasmitió en el capote. Dejó que lo amasacraran en el caballo y el toro lo acusó en la muleta. Tampoco estuvo ajustado el novillero y la faena nunca creció de altura.
Con el quinto un toro soso y deslucido el novillero sevillano estuvo aseado, sin apreturas y probando que las embestidas no daban el fruto deseado. Estuvo decoroso y poco más. Con la espada mejor. Saludo con algunas palmas. Debió justificar más el por qué está dos tardes en el abono. 
Carlos Ochoa estuvo impecable recibiendo de capote a su primero. Buenas formas con el capote con un novillo noble y que tomaba con buen aire los engaños. En el caballo se pico lo justo, y en banderillas el novillo se creció. Faena entonada del madrileño que cuando se ajustó toreo muy lento al natural. Faena con altibajos pero dejando buen poso. Se pasó de faena y tras una estocada algo delantera y deprendida el toro tardó en morir. Se le pidió una oreja que no se concedió. No había pañuelos. Una vuelta al ruedo reconoció su esfuerzo. 
Con el último, un toro que se lidió muy mal, manso con algo de genio que se entregó en la muleta sobre todo por el pitón izquierdo. Faena sin continuidad pegada a tablas ante un animal que se rajó muy pronto.

Foto: Maestranza-Pagés
 
Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails